Gendarmería ordena el cierre de cárcel de La Ligua

Por upi

La Dirección Regional de Valparaíso de Gendarmería informó que el factor de arraigo familiar será primordial al momento de decidir las unidades a la que será trasladada tanto la población penal como los funcionarios del centro penitenciario de La Ligua, luego que se determinara su cierre.

Actualmente son 56 los internos que se encuentran cumpliendo condena o a la espera de ella en el Centro de Detención Preventiva (CDP) de La Ligua. Esta cifra irá disminuyendo paulatinamente hasta llegar a cero, toda vez que Gendarmería tomó la decisión de cerrar definitivamente la unidad penal que comenzó a utilizarse en la década del 30 del siglo pasado.

El motivo principal que llevó a esta medida es que el recinto penal, de aproximadamente mil metros cuadrados, es de propiedad de un particular y la institución verde boldo lo arrienda en un monto mensual cercano al millón y medio de pesos. Esta situación impide a gendarmería, según lo estipula la ley, realizar obras de infraestructura en una propiedad arrendada, imposibilitando así la mejorar las medidas de seguridad en la unidad.

El director regional de Gendarmería, coronel Ricardo Quintana, sostuvo que “no podemos invertir en los envolventes de seguridad o en maximizar los procesos de seguridad y esto nos lleva a la convicción de que se corre el riesgo de una inminente evasión de la población penal o algún siniestro o accidente crítico que pueda afectar a la población penal o a nuestro personal”.

Entre las falencias de la unidad -detalló la jefa operativa de la dirección regional, teniente coronel Helen Leal- se encuentran la falta de garitas de vigilancia y muro de circunvalación.

REDESTINACIÓN

Respecto al traslado de las personas privadas de libertad, el coronel Quintana afirmó que: “Se está haciendo un trabajo boca a boca con la población penal y hoy día está personal de control penitenciario de esta dirección regional para requerir la impresión de cada interno y así privilegiar el no desarraigo y que estén en instalaciones de gendarmería cercanas a la zona donde fueron condenados o tienen su casa habitación”.

Cabe destacar que los internos que al día de hoy alberga la unidad corresponden a reclusos de mediana o baja peligrosidad.

De igual forma, el director regional se ha reunido en dos ocasiones con el personal del CDP liguano para informarles que serán redestinados a las unidades penales que ellos requieran. En algunos casos incluso podrían ser enviados a otra región del país.

“Se va a hacer un trabajo súper sensible con los funcionarios. Ayer estuve con la dotación de La Ligua y conforme a una decisión institucional, por parte del subdirector operativo, si un funcionario quiere trasladarse a otra provincia o región va a ser atendida su petición”.

Las personas que se encuentren cumpliendo alguna medida en el Centro de Reinserción Social podrán seguir haciéndolo en la comuna, lo mismo sucede con quienes estén vinculados al Centro de Asistencia e Integración Social, precisó en un comunicado la dirección regional del organismo dependiente del Ministerio de Justicia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo