¿Los creen? Estos son los 10 mitos más terribles de la violación

Por Luz Lancheros

Beber, vestirse de modo “provocativo”, que el hombre no puede controlar sus impulsos sexuales. Estos son algunos de los mitos, -y lamentablemente uno de los justificantes- más usados para analizar los casos de violación que trascienden a la luz pública y que son parte del diario vivir de muchas mujeres.

Por esta razón, y con ayuda de la revista Cosmopolitan,  les dejamos los mitos más comunes acerca del tema.

1. Suele ser un malentendido: Chico conoce chica. Beben demasiado. Van juntos a una casa, tienen sexo, y ella dijo que no. Al día siguiente ella se siente atacada. Y todo resulta en la palabra de ella contra él. Pero no: Un estudio del psicólogo David Lysak, publicado en 2010, mostró que el 90% de los atacantes en estas situaciones son reincidentes. Tienen un modus operandi que incluye alcohol.

2. Es culpa de ella: Por promiscua, por coqueta, por vestirse de cierto modo. Es uno de los mitos más comunes. Jaclyn Friedman, educadora en asalto sexual y autora de un best seller sobre el tema, afirma que no hay evidencia científica que pruebe esto. Los violadores no eligen víctimas por lo “sexis” que puedan ser. Tampoco hay relación entre el número de parejas sexuales y la victimización.

3. Sólo las mujeres son víctimas de violación : Según un estudio de la Universidad de Brown, esto no sucede. De hecho, 1 de 33 hombres en Estados Unidos es violado o lo intentan violar. También son asaltados sexualmente por hombres y por mujeres.

4. El violador es un extraño: No todo el que viola es un desconocido. De hecho, más de un tercio del violador es amigo o familiar de la víctima.

5. La violación solo existe con penetración: Puede ser todo intento de asalto sexual, no necesariamente involucra penetración genital. Masturbación y objetos también están incluidos. De igual modo, muchas víctimas son asaltadas cuando están inconscientes o semi-conscientes. Otros se paralizan totalmente y otros son amenazados.

6. Violar es desear sexualmente a alguien: De hecho, es la acción de controlar y hacer daño a su víctima lo que impulsa a los violadores a actuar, no solo por puro deseo hacia otro.
 
7. Las mujeres “fantasean” con que las violen:
“Solo en una película de horror”, informó un psiquiatra consultado por Cosmopolitan. “Las fantasías pueden ser una manera de expresar y explorar nuestros medios. Si estás imaginando una fantasía de dominación consensuada puede ser para enfrentar un miedo”, afirma el experto, que aclaró que solo se podría expresar esta fantasía “de una forma sana”.

8. Si ella dijo sí, ya no puede decir no: No se habla de un contrato indisoluble. Tener sexo debe ser placenteros para ambos en la pareja: si las reglas cambian, uno puede parar, informa el escritor Thomas McAuley Millar, experto en el tema. Es un derecho que se debe respetar y está relacionado con la autonomía sexual.

9. Los violadores van a la cárcel: En algunos países, las leyes para asaltantes sexuales son laxas. En India la ley no está regulada sobre el tema (siendo un país con graves casos registrados ultimamente). En Colombia, a los acosadores sexuales no los condenan por formas jurídicas. En otros países ni enfrentan cargos.

10. Si la víctima no es coherente con su relato, miente: El investigador David Lisak afirma que el trauma puede ser tal que esto podría hacer tambalear el relato de la víctima, de tal manera que no sea coherente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo