Columna de Felipe de Mussy: "Desafíos frente al terrorismo"

Por Felipe de mussy / Diputado Udi

El día martes recién pasado fueron formalizadas las tres personas que estarían involucradas en la bomba que dejó 14 heridos en el Subcentro de la Escuela Militar del Metro. Ese día fuimos testigos de una acción con clara intención y grandes posibilidades de matar personas.

La verdad es que me indignó y me ha hecho cuestionar si nuestra legislación chilena y sus procesos lograrán hacer que los responsables respondan frente a la ley y a la sociedad. 

Probablemente la misma pregunta se la estarán haciendo muchos de nuestros lectores. Lectores que muchos de ellos utilizan el Metro como medio de transporte “confiable” y “seguro”. 

Chile no quiere más de estas situaciones y los chilenos y chilenas quieren que la ley funcione y sea dura en casos de terrorismo y seguridad ciudadana. No hay que olvidar que según la última encuesta CEP el tema de inseguridad es la segunda prioridad de nuestros compatriotas.

Aquí muchas personas y autoridades han salido a decir que hay que hacer modificaciones a ciertas leyes y en especial a la ANI, Agencia Nacional de Inteligencia. Incluso el propio ministro Peñailillo ha planteado que es necesario tener agentes encubiertos en la ANI. Pero, ¿sabrá el ministro del Interior que esta agencia está a cargo de generar inteligencia y de coordinar la inteligencia del Sistema Nacional de Inteligencia, y no de llevar a cabo las acciones operativas correspondientes? Esa labor debe ser llevada a cabo por las instituciones correspondientes, Carabineros y la PDI. Además, ¿sabrán que hoy en día la ANI Sí puede contar con agentes encubiertos provenientes de las policías para que se lleven a cabo ciertas acciones? Esto queda claro en el Articulo 31 de la Ley que crea el Sistema Nacional de Inteligencia.

Claramente sí se pueden mejorar las leyes de antiterrorismo y de seguridad ciudadana, pero esto no será suficiente. Vivimos en un estado de derecho pero también en un estado que se ha vuelto demasiado garantista. Ciertamente hay que dar garantías a las personas que son sospechosas. Pero, ¿dónde quedan los derechos de las personas que sí han sido violentadas?

Tenemos un gran desafío. La inteligencia e información existen, pero necesitamos que la famosa puerta giratoria de una vez por todas deje de girar. Para eso tenemos que lograr a través de leyes, que los juzgados puedan y deban tomar correctas decisiones y condenen las acciones delictivas. Y, sin duda, debemos realizar de forma urgente una reforma al sistema penitenciario de nuestro país para que pase de ser un sistema represor a un sistema rehabilitador.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo