Vecinos del Barrio Yungay acusan tardanza en asistir al fallecido

Testimonios. "Estuvo media hora quemándose", aseguran los residentes, quienes concuerdan, eso  sí, en que es un barrio tranquilo.

Por FELIPE GUERRERO

La intersección de las calles Erasmo Escala y García Reyes amaneció ayer cercada por un cordón de Carabineros ante la mirada curiosa de transeúntes y moradores. No era una mañana como todas.

Muchos de los residentes de ese sector del Barrio Yungay fueron sorprendidos la madrugada del jueves por el bombazo que terminó con la vida de Sergio Landskron (29), por lo que fuimos a recoger sus impresiones.

“Iba entrando a mi casa y sentí una explosión… Llegó una patrulla de Carabineros y yo les decía que ‘vayan a ver’, pero dijeron que ‘no’ porque podría haber otra bomba… y el hombre estuvo media hora ahí quemándose. Y aquí nunca ha pasado nada, es muy tranquilo”, asegura una vecina que prefirió mantener su identidad en reserva.

Dado los testimonios de los vecinos, la tardanza en asistir al fallecido parece ser un denominador común. “Escuché un fuerte ruido, abrí la ventana y vi que una persona se estaba quemando… Estuvo como media hora y ningún policía se acercó por temor a que hubiera más explosivos…”, expresa por su parte Soledad Rojas, peruana residente.

Otra mujer que también prefirió no revelar su nombre, acusó que “nadie se acercó hasta que llegó el GOPE, nadie fue a mirar cómo estaba y ahí quedó el joven… Se podría haber hecho algo para apagarlo antes y que sufriera menos, pero le dijimos a Carabineros que lo apagarán y ellos no quisieron”.

Por su parte Luis Hermosilla, también con domicilio en la zona, dijo que “la persona estaba en movimiento con llamas, en ese momento llegó una patrulla, se acercaron y dieron la orden de que no se acercara nadie porque podía haber otra bomba… Generalmente es un barrio tranquilo”.

Pero Enrique Morá, quien salió a mirar el sitio del suceso con luz de día, va más allá: “Es un síntoma de que la sociedad está enferma. No comparto eso de andar poniendo bombas, pero también entiendo que hay una bronca contenida de parte de muchos jóvenes en este país que no tienen ninguna posibilidad de nada”.

Testimonio de “anarquista” del barrio (subtítulo)

“Yo me defino anarquista, soy un seguidor más de la ideología… porque no creo en lo que me da mi país, ni en como se vive, no me gusta”, nos cuenta el joven Ilie Flores, residente del sector, que también se vio sorprendido con el estruendo.

Consultado sobre la presencia de grupos organizados de anarquistas en el barrio, el asegura que “al menos yo no tengo ninguna certeza de eso”.

“Solamente se ven algunas protestas de la Universidad Arcis, y antiguamente había cerca una casa “Okupa”, pero nada más”, puntualiza. Él concuerda con sus vecinos en que se trata de un barrio apacible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo