Preocupación por falta de más de 1.200 médicos en el sistema público chileno

Alerta por déficit de especialistas. Investigación de la U. San Sebastián advierte que en el país hay sólo un médico por 1.000 habitantes, muy lejos de las recomendaciones internacionales.

Por Publimetro

Informes recientes de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señalan que en la mayoría de los países pertenecientes a ese organismo, el sector público es la principal fuente de financiamiento del gasto en salud, con la excepción de Chile y EEUU.

Las estadísticas del ente sobre la salud 2014 también muestran que la oferta de trabajadores del área en nuestro país es baja comparada con otros países de la organización. Hay 1.6 médicos por cada 1.000 habitantes (cifras de 2012) frente a un promedio de 3.2 en los países de la OCDE. 

Al respecto, un estudio recopilatorio del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián, titulado ¿Por qué faltan médicos en Chile?, da cuenta del alarmante déficit de especialistas en el país, sobre todo en las zonas extremas.

Peor aún, cifras de los últimos años señalan que al menos el 56% de los médicos nacionales trabaja en el sector privado, atraídos por las mejores rentas, mientras que se estima que la brecha país asciende a más de 1.200 médicos en el sistema público.

En tanto, la investigación indica que las especialidades con más déficit en la red de salud son medicina interna, anestesistas, cirujanos, pediatras, radiólogos, psiquiatras y geriatras. 

Además señala que su distribución es muy asimétrica a nivel nacional. Por ejemplo, mientras en promedio en Chile existen 1,6 médicos internistas por cada 10 mil habitantes (según estimación sobre la base del Registro de Prestadores Individuales de la Superintendencia de Salud), en La Araucanía hay 1, y en Biobío y Maule, la tasa alcanza sólo 0,70 y 0,59 respectivamente. 

  • Respuestas al problema

Asimismo, el estudio académico destaca que a pesar de que se estima que el número de egresados de medicina aumentó de 738 (2001) a 1.551 anuales (2012), aún se necesitan más profesionales en esta área, dada la inequidad de su distribución.

Por otro lado, cuando se habla de falta de incentivos en el sistema público, se menciona el mejorar las remuneraciones, disponer de hospitales modernos y ampliar los programas de especialización y de perfeccionamiento, entre otros.

No obstante, la investigación sugiere que el sólo aumento de las rentas en el sector público no garantiza -por sí mismo- el que haya cambios en la distribución de los profesionales.

Por ello apunta a que las posibles respuestas debieran ser: aumentar la oferta de formación de médicos, revisar las políticas de restricción a médicos graduados en el extranjero, aumentar los cupos de formación de especialistas con financiamiento estatal (mejorando también la cobertura), así como llegar a acuerdos con las sociedades de especialistas para disminuir la resistencia a formar nuevos profesionales en las áreas con más déficit.

Finalmente, sugiere entregar más responsabilidades asistenciales a profesionales de Matronería, Enfermería, Tecnología Médica, Kinesioterapia, Química y Farmacia, tales como monitoreo de tratamiento de enfermedades crónicas, dispensación de fármacos, tele radiología o manejo de ventilación mecánica.

Todo esto con el fin de permitir contar con más especialistas en los hospitales donde más se requieren, ofreciendo así una atención oportuna.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo