Carnes, desodorantes, chocolates y ropa: los productos más robados en el retail

Por

Dentro de Latinoamérica, Chile era el único país donde no se había cuantificado a nivel sectorial el impacto de las mermas operativas.

 

Por ese motivo, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y empresa ALTO contrataron un estudio técnico sobre el tema que fue desarrollado por  ESE Business School de la Universidad de los Andes, en base a los antecedentes especializados aportados por ALTO Chile, con el fin de obtener un indicador común para el sector del retail.

El estudio, que abarcó a la gran mayoría de las empresas del sector, (un total de 3.167 tiendas o puntos de ventas), concluyó que la merma operativa para ese conjunto de empresas equivale a un 1,35% de sus ventas, lo que suma un total de US$ 230 millones anuales. La proyección de la merma a nivel de toda la industria retail sería de US$340 millones anuales.

Respecto a la causa de la merma operativa, la investigación demuestra que un 87% es resultado de causas desconocidas, mientras que un 13% corresponde a causas conocidas.

 

Se estimó que dentro de las primeras, se incluyen los hurtos internos (61%), robos o hurtos externos (29%) y errores administrativos (10%). Adicionalmente, los encuestados revelaron que la tienda o punto de venta a público es el lugar físico donde se producen las mayor cantidad de pérdidas (58% del total), seguido por la bodega (21%), los centros de distribución (12%) y, por último, en el transporte (9%).

Cabe destacar que, al comparar estas cifras con las de otros países latinoamericanos, se concluyó que es inferior a las reportadas en países como Argentina (1,70%), Colombia (1,50%), Brasil (2%), México (1,90%) y Estados Unidos (1,60%), superando incluso, el estándar exhibido por algunos países europeos como España (1,40%) y Reino Unido (1,40%).

 

Pérdidas por formato

Las empresas que participaron en el estudio se han clasificado, de acuerdo a su actividad principal, en cinco categorías: Supermercados, Multitiendas, Farmacias y Perfumería, Vestuario y Calzados, y otros.

 

Dentro de esta división, entre los productos con mayor índice de hurtos destacan, por orden de mayor a menor, las carnes, desodorantes, chocolates, shampoo, quesos, embutidos, vestuario hombres, cremas, colonias y regalería. Por otra parte, entre los productos más robados según su valor en pesos, encontramos las carnes, chocolates, vestuario hombre, vestuario mujer, shampoo, quesos, electrónica, desodorantes, pollo y embutidos.

 

Los responsables de la gestión de pérdida operativa en las empresas manifiestan que su principal preocupación es que consideran que las sanciones dictadas por los tribunales son poco severas. No obstante, es preciso destacar la conclusión del estudio en cuanto a que cuando existen denuncias más de un 80% de las causas por delito obtienen sentencias.

 

La alta rotación del personal, el efecto marginal de un incremento en el gasto en seguridad, la mala cualificación de los guardias de seguridad y la difícil reducción del robo externo también son factores que influyen en estar mermas.

Entre las acciones para la mitigación de pérdidas, los entrevistados que participaron en el estudio mencionaron la seguridad, los sistemas de incentivos, Circuitos Cerrados de Televisión (CCTV) y el control de inventarios.

Como una manera de contrarrestar este fenómeno, el estudio recomienda que las empresas piensen en crear gerencias o secciones encargadas del tema para mitigar, con mayor eficiencia la pérdida operativa.

Jorge Nazer, presidente y fundador de ALTO, destacó que “si bien se trata de un buen primer acercamiento que nos permite tener una radiografía de la merma en Chile, es interesante ver que el 80% de la merma se debe al hurto interno, robo y hurto externo. Estos datos demuestran que hay mucho por hacer“.

En tanto, Cristián García-Huidobro, Secretario General de la CCS señaló que “estamos muy satisfechos que el estudio sirva para detectar con mayor precisión las causas de las mermas y sugiera soluciones para acabar con ellas o, al menos, reducirlas”.

Por su parte, Guillermo Armelini, académico de ESE Business School de la Universidad de los Andes destacó que “es de destacar que un % importantísimo de la merma operativa (80%) es por causas desconocidas y que las empresas están preocupadas por este fenómeno realizando todo tipo de actividades (capacitación, mejoras de procesos, incorporación de tecnología, etc.) También es de resaltar que existen ciertas variables de contexto que podrían poner freno a las mejoras, como la alta rotación de personal que vive el sector retail”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo