Siguen sin localizar a Amanda Bynes

Por Viviana Ortiz

Los padres de Amanda Bynes creían que su hija estaba bien. La joven había terminado el primer año en el “Fashion Institute of Design and Merchandising” y vivía cerca del campus. Pero todo cambió el fin de semana pasado, cuando Amanda fue arrestada por conducir en estado de ebriedad por segunda vez en 29 meses.

La actriz estaba custodiada por sus padres, Rick y Lynn. Sin embargo, el período de custodia terminó el 10 de septiembre, y fue cuando todo empezó a empeorar, dijo una fuente cercana a la familia Bynes. “Los primeros signos de problemas llegaron días después de que terminó su cuidado”, aseguró.

Sobre la posibilidad de que sus padres asuman nuevamente las riendas de los asuntos legales y médicos de Amanda, el confidente explica: “Una vez que la custodia ha vencido. Ha vencido. Eso significa que el proceso debe comenzar nuevamente. Pero no puede comenzar con los cargos de conducir bajo la influencia del alcohol. Va a requerir hospitalización psiquiátrica nuevamente”.

Pero lo más preocupante es que nadie sabe dónde está. “Sus padres la están buscando a través de varias personas. Ellos de verdad querían creer que estaba siendo honesta y mejorando”., indicó la fuente a E! News

Bynes apenas había recuperado su licencia de conducir en abril, después de que se la habían suspendida durante un año. A principios de ese mes, su mamá aseguró que Amanda no tenía “ningún tipo de enfermedad mental”, y que lamentaba mucho “los hirientes tweets, declaraciones y acciones que ocurrieron mientras su hija estuvo bajo la influencia de la marihuana”.

Amanda se encuentra en libertad condicional y debe asistir a la corte el 23 de octubre.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo