Londres verifica video que muestra nueva decapitación del Estado Islámico

Por EFE

El Gobierno del Reino Unido está verificando el contenido de un video del Estado Islámico (EI) que supuestamente muestra la muerte del rehén británico Alan Henning, informó un portavoz del ministerio de Exteriores.

“Tenemos conocimiento del vídeo y trabajamos urgentemente para verificar su contenido. Si es verídico, este es otro repugnante asesinato”, afirmo la fuente.

El portavoz del Foreign Office indicó que se está ofreciendo a la familia de Henning “todo el apoyo posible” y señaló que los parientes quieren que se respete su privacidad.

Militantes del Estado Islámico (EI), el grupo islamista radical que siembra el terror en Siria e Irak, han puesto en circulación por internet un vídeo que aparentemente muestra la muerte del taxista de Salford (norte de Inglaterra) Alan Henning.

Henning, de 47 años, trabajaba de cooperante en Siria cuando en diciembre de 2013 fue capturado por los extremistas suníes, que el mes pasado amenazaron con matarle en un vídeo que mostraba el asesinato del también británico David Haines.

El pasado martes, la mujer de Henning, Barbara, pidió “clemencia” a sus captores e imploró que lo pusieran en libertad.

“Pido al Estado Islámico que por favor le liberen, le necesitamos de vuelta en casa”, dijo Barbara Henning en un mensaje televisado que divulgaron diversas cadenas británicas.

“Estoy segura de que aquellos que quieren ser conocidos como un Estado actuarán como estadistas y mostrarán compasión y clemencia”, indicó la esposa del secuestrado.

Barbara Henning agregó que “musulmanes de todo el mundo continúan cuestionando al Estado Islámico sobre el destino de Alan” y aseguró que continuaba “tratando de comunicarse” con su marido.

Henning aparecía al final del vídeo que los yihadistas divulgaron a mitad de septiembre y que mostraba la ejecución de otro cooperante británico, David Haines, el tercer rehén asesinado en las últimas semanas, junto con los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Otro británico, el periodista John Cantlie, secuestrado en Siria en 2012, sigue en manos de los extremistas.

Su padre, Paul Cantlie, instó hoy al Estado Islámico a que libere a su hijo y le dejen regresar “con aquellos que quiere y que le quieren”, en un mensaje televisado por la BBC.

Desde la cama de un hospital y con dificultades para hablar, el anciano dijo “a aquellos que tienen a John”: “por favor, sabed que es un buen hombre, solo buscaba ayudar a los sirios y os pido desde lo más sagrado que nos ayudéis y le permitáis regresar a casa de forma segura con aquellos que él quiere y que le quieren”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo