Columna de Vardoc: “Dark Dreams Don’t Die”

Por Vardoc

A pesar de lo inadvertido que pasó “D4” ante el público de la consola Xbox One cuando fueron anunciados los juegos exclusivos para esta consola, hoy llama la atención por ser un juego que saca a relucir lo mejor del Kinect, con toques de novela interactiva sobre detectives.

Desarrollado por Swery65 y Access Games, creadores de “Deadly Premonition”, juego que conquistó al público al ser el primer juego de terror que fue exclusivo para Xbox 360, “D4”, su nueva creación, es un título que posee características de DP, con ciertas similitudes pero que van por caminos distintos.

La historia trata de un experimentado detective quien busca resolver un caso inconcluso, que trata nada menos del asesinato de su esposa. Su nombre es David Young, amante del tequila y quien no tiene ni la menor idea del porqué de la muerte de su chica, LittlePeggy, atormentándolo al nivel de que su primera aparición es en la bañera donde se cometió el crimen. Lo único que sabe es que su esposa antes de dormir debía encontrar a un sujeto de nombre “D”. A partir de este momento nuestro protagonista se embaucará en un camino lleno de misterio y locura, donde podrá viajar al pasado para cambiar el futuro aterrador que le espera.

Desde este punto el juego se desarrolla en varias locaciones donde han ocurrido distintos sucesos sin explicación, como por ejemplo un avión donde desaparecen dos pasajeros e historias paralelas que se cruzan en torno a una droga llamada “sangre real”, sustancia que tiene relación con el asesinato de LittlePeggy.

Dentro del juego nos encontramos con distintas fases para disfrutarlo en un ciento por ciento: El modo exploración, donde deberemos rastrear objetos, abrir cajas, mover cosas, etc, modo que nos ayudará a encontrar pistas en cualquier lugar que estemos. Young cuenta además con dos barras de habilidades, una es de fuerza comenzando en el número 100 y que bajará según los esfuerzos que hagamos, y la otra es la barra de visión la que nos permitirá encontrar piezas relevantes para armar los puzzles que se presenten. Lo importante y la clave del éxito del juego es que podamos controlar de manera eficiente estas tres barras.

El juego está pensando para utilizarlo con Kinect, aunque si bien se puede utilizar el control de mando, nos corta un poco de libertad. El mando Kinect nos servirá para realizar todo tipo de movimientos, al estilo de juego de baile, para esquivar a enemigos y superar todo tipo de obstáculos. Además del movimiento de brazos, también simularemos dar empujones, poder atrapar elementos en el aire, pegar puñetazos y hasta dar gritos. Y entre más rápidos sean nuestros movimientos mejor puntuación tendremos.

En características de diseño D4 revoluciona el estilo cómic, donde cada personaje posee características tremendamente originales y secuencias de acción a un muy buen nivel, aunque lamentablemente todo es mejorable ya que en más de una ocasión nos encontraremos con fondos pixelados y el trabajo de sombras deja un poco que desear.

“D4” es un juego que muestra a su desarrollador en su estado más puro, con personajes extravagantes y un argumento prometedor, “Dark Dreams Don’t Die” es el juego que a mi parecer es el que más ha sacado a relucir la potencialidad que tiene Kinect y funciona de maravilla en las secuencias de acción, no así en la de exploración. Sin embargo, es una entrega que disfrutaremos al tratar de descubrir todas las historias que tiene, ya que “D4” es un juego pensado para jugarlo más de una vez.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo