Elecciones en Brasil: "La disputa actual es por el capital de Marina Silva", dice experto

Por Metro Brasil

El próximo presidente de Brasil se conocerá el 26 de octubre tras la segunda vuelta entre la actual Presidenta Dilma Rousseff (PT) y el candidato Aécio Neves (PSDB), quien venció a su rival Marina Silva (PSB). La candidata asumió el lugar de Eduardo Campos, quien murió en un accidente de avión, y parecía ser la que haría la lucha por la posición más importante del país con Rousseff.

Metro conversó con Wagner Iglecias, Ph.D. en Ciencias Políticas y profesor de Políticas Públicas de la Universidad de São Paulo (USP) acerca de la elección en que 103,9 millones de brasileños votaron.

¿Cuál es la importancia del electorado de Marina Silva para la segunda ronda?
 – Al igual que en 2010, el capital electoral de Marina Silva (PSB) viene en juego. El 21,3% de los votos obtenidos por ella en esta primera vuelta se convirtió en el principal elemento para definir el próximo presidente de Brasil. Cuando la señal es que Marina iba a la segunda ronda, hubo un entendimiento de que los votos de Aécio Neves (PSDB) migrarían a ella.

En la dirección opuesta, este supuesto no se consolida. La base electoral de Marina es bastante heterogénea. Además de los votantes simpatizantes a una tercera vía en la política brasileña, también hay ecologistas, los evangélicos conservadores y la gente del centro-izquierda que no apoyan los votantes del PSDB.

¿A quién eligirán los votantes Marina?
– En este contexto, sus votos se diluyen entre Aécio, Dilma y en blanco y nulo. En una vista con una división perfecta, cada parte tendría siete puntos porcentuales más. Y eso sería suficiente para que Dilma fuera reelecta.

¿Y cómo podemos ver el escenario político en Brasil con esta previsión?
– Bueno, al mismo tiempo, es posible decir que Brasil se encamina hacia el bipartidismo. Ya han pasado 20 años en los que sólo el PT y el PSDB se muestran a sí mismos como competitivos para ir a la segunda vuelta.

En el momento en que la tercera vía representada por Marina no funcionó, se implosionó automáticamente. En los últimos días, ella era portadora de un voto anti-PT, pero no fue capaz de aferrarse a la ola de enfrentamientos relacionados con su programa de gobierno.

En este marco, el desacreditado Aécio Neves está saliendo con una victoria moral. Mientras que muchos de sus seguidores ya estaban desacreditados, recuperó el aliento y dejó una campaña prácticamente muerta para alcanzar Dilma. Y la candidata del PT, que imaginó casi una victoria en la primera vuelta, se dio una ducha fría. Más que nunca, la decisión ahora dependerá, sobre todo, de los votos de la tercera vía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo