Entrenó un año para una maratón y no compitió porque se quedó dormido

Por Luz Lancheros

El pobre Jody George se sacrificó por un año para nada: entrenó constantemente para un triatlón de caridad y por un error en la alerta de su reloj, jamás llegó a la carrera. Se quedó dormido y ya era demasiado tarde para ir.

George se estaba preparando para la triatlón “Desafío Weymouth”. Tenía que nadar, montar bicicleta y correr. Puso su alarma a las 3 de la mañana, pero se despertó a las 6. Nunca pudo llegar. No encedió correctamente el artefacto que le permitiría salir de la cama. George describió el momento como “uno de los peores de mi vida”.

Su novia se puso en shock y él estuvo tres días en silencio, traumatizado por no cumplir la meta que se propuso. No podia recuperarse. Tuvo que disculparse en su página de fundraising, donde había recolectado dinero que familiares y amigos le dieron para financiar su entrenamiento. Allí los mantenía al tanto de sus progresos. Afirmó que devolvería el dinero.
 
Sin embargo, la gente que donó fue benévola con él, que tuvo que recrear la hazaña deportiva cerca de su casa. Nadie le pidió el dinero de vuelta. Hasta ahora había recaudado más de mil euros, informó el periodico británico Daily Mail.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo