España: Marido de contagiada de ébola ruega que no sacrifiquen a su perro

Por

Javier Limón, marido de la española enferma de ébola María Teresa Romero, publicó en la redes sociales un emotivo mensaje para salvar la vida de su perro, que sería sacrificado en las próximas horas como medida para evitar un contagio.

El animal se quedó en la casa luego de que sus dos dueños fueron internados en el Hospital Carlos III, de Madrid, y aunque tiene comida y agua para varios días, el hombre también tiene miedo de que puedan entrar y sacrificarlo sin su consentimiento.

Según detalla Infobae, a través de sus amigos, la pareja de la enferma de ébola hizo llegar un mensaje a la asociación AXLA (Amig@sXlosanimales) para pedir ayuda. Ellos fueron los encargados de difundir la solicitud a través de Facebook y de avisar a otras asociaciones de animales por medio de un grupo de WhatsApp, según informan desde la protectora Villa Pepa. El mensaje está acompañado de unas imágenes de Excálibur, el perro.

El mensaje

Hola, me llamo Javier L. R. (facilita sus apellidos), soy el marido de Teresa R. R. (facilita sus apellidos), la auxiliar contagiada de ébola por tratar de forma voluntaria a los dos pacientes contagiados que fueron repatriados a España.

Quiero denunciar públicamente que un tal Zarco, creo que es jefe de Sanidad de la Comunidad de Madrid, me ha dicho que tienen que sacrificar a mi perro, así, sin más. Me pide mi consentimiento, a lo cual me he negado rotundamente. Dice que entonces pedirán una orden judicial para entrar por la fuerza en mi casa y sacrificarle.

Yo, antes de venir al hospital, le dejé varios cubos de agua, la bañera también con agua y un saco de, pienso, 15 kilogramos para que tuviera comida y agua. Y también le dejé la terraza abierta para que haga sus necesidades.

Me parece injusto que por un error de ellos quieran solucionar esto por la vía rápida. Un perro no tiene por qué contagiar nada a una persona y al revés tampoco.

Si tanto les preocupa este problema, creo que se pueden buscar otro tipo de soluciones alternativas, como por ejemplo poner al perro en cuarentena y observación como se ha hecho conmigo. ¿O acaso hay que sacrificarme a mí por si acaso? Pero claro, un perro es más fácil, no importa tanto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo