Líder de disidentes venezolanos denuncia red de espías cubanos operando en Chile

Por

La vocera de los venezolanos en Chile, María Laura Liscano, denunció anoche un supuesto plan de espionaje desde la Embajada de Cuba, el cual operaría en nuestro país mediante redes de inteligencia lideradas por el G2, la división de inteligencia del gobierno cubano.

 Tras un reportaje de Mega, y en el cual se ve a una persona que estaría vinculada a esta red de espionaje, María Laura Liscano dijo que “esta denuncia de espionaje es coordinada desde la Embajada de Cuba, dirigida hacia ciertos sectores que se oponen a Maduro en Chile. No es la primera vez que ocurre. El 2010,  el líder de la residencia cubana en Chile, denunció una práctica similar en contra de la comunidad cubana”.

 Liscano agregó que el modus operandi de estas redes de espionaje funcionan a modo de infiltraciones de personas en diferentes comunidades extranjeras, para luego generar informes y perfiles de personas que son contrarias a los regímenes de Castro y Maduro. “A veces funcionan con presiones, con amenazas hacia sus familias. Los obligan a participar bajo este mecanismo de intimidación”, dijo. “El objetivo principal de estas actividades es mantener vigilados, acosados, desarticulados y promover la división  en  las diferentes comunidades  de venezolanos y cubanos”, agregó.

 Consultada sobre si existe algún tipo de financiamiento hacia estas redes de espionaje, María Laura Liscano denunció que “sin duda el financista número uno de Cuba, es Venezuela”. Liscano señaló además que los Artículos 12 y 19  de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, son claros en torno a la garantía de privacidad y la libertad de expresión, sin limitación de  fronteras.

 “El espionaje vulnera la vida y el entorno privado que tienen las personas. Dentro del Derecho Internacional hay quienes consideran que el espionaje no es ilícito. Cada país puede regular y tomar las medidas que considere pertinente. En el caso de un funcionario diplomático que ejerce esta práctica (el espionaje), se puede aplicar la Convención de Viena para Relaciones Diplomáticas, declarándolo  como persona non grata y proceder con su posterior expulsión”, explicó.

 En este sentido, Liscano añadió que el Gobierno de Chile debe garantizar a la comunidad venezolana en Chile que no va ser víctima de acoso y persecución, “ya que nuestras actividades de repudio al gobierno de Nicolás Maduro,  se realizan de manera abierta y pública y en la más absoluta calma”. “Lo que hoy denunciamos no es más que la muestra de cómo los tentáculos de la dictadura buscan alcanzar a aquellas personas que somos contrarias”, agregó.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo