Orgasmatrón: la máquina de placer

Por PUBLIMETRO

Stuart Meloy es médico y cofundador del Advanced Internacional Pain Management, una clínica especializada en el tratamiento de pacientes con dolores crónicos ubicada en New Jersey, Estados Unidos. Es en estas instalaciones donde Meloy comenzó a trabajar con implantes electrónicos que, conectados a la columna, envían leves pulsos que alivian el dolor.

Aquí es donde la historia toma un inesperado giro. Luego de recibir el implante, uno de los pacientes señaló que tuvo un efecto secundario peculiar: intensas sensaciones de placer sexual. Es así como el aparato recibió el nombre de Orgasmatrón.

El único problema es que, por ahora, para construir uno de estos dispositivos se requiere de alrededor de U$S 25.000 y Meloy no dispone del financiamiento necesario para comenzar la fabricación en masa. Aún más: una prueba clínica que permitiría su distribución en el mercado alcanza un costo de 6 millones.

Por otro lado, a pesar de haber mostrado mejorías en pacientes con ciertas disfunciones sexuales, su mismo creador estima que un dispositivo de estas características no parece ser de gran necesidad, ni que las empresas de seguros de salud costearían algo experimental o en fase de investigación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo