Experta en modas española criticó el look del ministro Peñailillo

Por

Con 40 años, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, llamó de inmediato la atención en marzo pasado, cuando asumió en el gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet.

Su joven apariencia, además de una cuidada figura, hacen de la autoridad un personaje llamativo en el mundo político. Las críticas estilísticas también lo han beneficiado durante los últimos meses.

Sin embargo, la bloqueara hispana Patrycia Centeno publicó una columna titulada “Aprendiendo de Chile” donde evaluó negativamente el look del secretario de Estado.

Lee a continuación el análisis donde además comenta la apariencia del vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde:

“Siempre es un placer hablar de un país tan bello como es Chile. Y como acostumbro a recalcar en todas mis conferencias, es mucho lo que tenemos que aprender respecto a estrategias de comunicación política de los países latinos (en estética diplomática nos llevan años luz de ventaja). Por eso, hoy nos detenemos en dos miembros del gobierno actual, presidido por Michelle Bachelet.

PD. Muy agradecida a Christian Vidal por darme cuenta de la actualidad de su nación.  Me reservo a Ximena Rincón para un nuevo post.

Me presentan al ministro de interior como al hombre más elegante del ejecutivo pero entre el apellido (Peñailillo) y el aire a Peña Nieto, la verdad es que sus trajes hechos a medida por el sastre más cotizado chileno, Sergio Arias, no consiguen el efecto deseado para un político (lo mismo que le sucede al presidente mexicano). Además, Rodrigo Peñailillo va excesivamente repeinado. La perfección forzada cansa, molesta y crea sospechas. Mejor cuando su atuendo luce algo descuidado porque se le ve más auténtico, más real y menos distante.

En cambio, Álvaro Elizalde, ministro secretario general, le falta justo lo contrario: sacos a medida y perfección en corte, tejido y calidad de cada pieza para contrarestar sus grandes (agresivas) facciones. Sin embargo, sí quiero señalar lo bien cuidado que lleva el cabello blanco (ni siquiera intenta disimular su alopecia como harían muchos diplomáticos españoles) y la barba. Es un hombre atractivo con unos ojos preciosos y podría sacar mucho más partido a su imagen”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo