El fenómeno "Annabelle": ¿Por qué nos gusta sentir miedo?

Por Viviana Ortiz

“Annabelle” se ha convertido en un fenómeno de la pantalla grande. Por esto decidimos investigar, con ayuda de especialistas, por qué el cine de terror es tan adictivo y por qué las historias como esta triunfan en las taquillas.

La expectativa de ‘Annabelle’ surge desde la cinta ‘El Conjuro’. Ahí es donde conocimos a la muñeca maldita y supimos que en realidad existe. Además nos enteramos de que el juguete se encuentra rodeado de otros objetos malignos. Pero es Annabelle la más aterradora de todos. Es tan mala, que la tienen en una caja bajo llave. La historia es irresistible”, nos comentó José Luis Ortega Torres, Subdirector de Publicaciones y Medios de la Cineteca Nacional.

También conversamos con la psicóloga Samantha Urzúa y Madrid, quien estudió en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México e hizo una especialidad en la Escuela de Palo Alto California. Ella resalta la importancia de que el elemento central de la cinta sea una muñeca: “¿Qué mejor manera de desatar una emoción de miedo, que con una de las etapas más vulnerables de los seres humanos, que es la infancia? Esta película lo hace con un gran símbolo como lo son las muñecas”.

En este punto coincidió nuestro especialista en cine José Luis Ortega, quien nos dijo que los juguetes han revolucionado la pantalla grande y que no es la primera vez que son el tema central de una cinta. “La figura de la muñeca maldita no es algo nuevo”, explicó. “El cine siempre ha utilizado estas figuras. Una muñeca es una acompañante en la niñez, son figuras tiernas, juguetes que nos proporcionan diversión. Convertirlas en un pesadilla es común. Sin embargo lo que hace diferente a ‘Annabelle‘ es que nos recuerda que existen los fenómenos paranormales”.

Nuestra psicóloga nos explica que los seres humanos prefieren tener el control de estos fenómenos, ya que solo los disfrutan cuando están ajenos a ellos, debido a que -de esta forma- pueden controlar su miedo: Cuando vemos cine de terror, no hay preocupaciones, ya que estamos en un ambiente seguro, por lo cual nos damos la oportunidad de sentir un miedo controlado”.

Samantha Urzúa agregó: “A veces puede resultar contradictorio exponernos a momentos de angustia, miedo o terror y disfrutar de ellos. Al ver cintas como ‘Annabelle’ el cuerpo tiene una descarga de adrenalina, es una sensación parecida a la de cuando se realizan deportes extremos, que finalmente genera una emoción que da bienestar”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo