Alcalde de Isla de Pascua dice que no fue avisado del tsunami y Onemi desestima las críticas

Por

El viento soplaba con normalidad en el Océano Pacífico a eso de las 21:00 de la tarde del miércoles. A 580 kilómetros del sureste de la Isla de Pascua el cielo deslumbraba por la claridad y sus estrellas, como siempre, se reflejaban en el agua produciendo una hermosa postal que solo los satélites tienen la suerte de pueden captar. Minutos después, un movimiento extraño hizo que peces y especies marinas se movilizaran de forma excepcional. Eran las 21:14 y un sismo de 7,2º Richter estaba remeciendo las aguas a 10 kilómetros de profundidad, en medio de la nada.

En ese preciso momento, a mucho más de 4.000 kilómetros de distancia, el reloj de la oficina del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa) marcaba las 23:14 del día miércoles. Y no es que el minutero estuviera funcionando defectuosamente: en Chile continental hay dos horas más que en Isla de Pascua. No faltó tanto para que los teléfonos comenzaran a sonar y las personas dentro de la oficina se movieran en un acto que si se mirara en plano cenital, se vería como una curiosa danza. Se habían enterado del terremoto en el Pacífico.

El Shoa, entonces, emitió una alerta de emergencia de tsunami menor, lo que implicaba que la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) tenía que gestionar una evacuación en Rapa Nui, comenzando por entregar la alerta. Eran cerca de las 00:52 en Chile continental y dos horas menos en la isla. Allá, como el movimiento fue imperceptible, la mayoría de la gente comenzaba a dormir.

Ahí es donde se genera el malentendido. El alcalde del territorio insular, Pedro Edmunds Paoa dice que se enteró por Radio Bío Bío de la alerta de la Onemi. “El puente aéreo hace rato que no está funcionando”, dijo a los medios e inclusó declaró que “la verdad es que a mi teléfono nadie me ha llamado”. Finalizó el contacto diciendo que “tenemos dificultades telefónicas”, aludiendo a que la comunicación satelital no estaría operativa.

Distinta es la versión que tienen en la Onemi. El jefe de turno, Miguel Ortiz, dijo en una conferencia de prensa organizada a las 07:00 de la hora continental que “acá el alcalde es la primera autoridad que tiene que ser informada, según indica el comité provincial, situación que además gatilla la evacuación”. Y agregó que “esa es la información que tengo en mi poder y es la que tengo que entregar a nivel oficial”.

En la ocasión, también dijo que constantemente se hacen pruebas de los celulares satelitales, además de ensayos de los protocolos de actuación en casos de emergencias.

Lo cierto es que la evacuación en la isla se inició cerca de las 23:00 de allá, cuestión que implicó despertar a los lugareños y, por su puesto, a los turistas que estaban alojados en hoteles que quedan muy cerca de la orilla del mar. Carabineros estuvo gestionando la correcta implementación de esta actividad preventiva, que se habría extendido por al menos 150 minutos. Eso, pues pasadas dos horas y media, el Shoa canceló la declaración de riesgo de tsunami.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo