14 secretos de las famosas para lucir increíbles después de ser mamá

Por Viviana Ortiz

Se embarazan, tienen a su bebé y días después lucen espectaculares. Pero ¿cómo lo hacen? Estas famosas tienen un sinfín de secretos para lucir como antes o mucho mejor. Conoce las técnicas que han utilizado las famosas par verse increíbles después de convertirse en mamás.

La cantante Thalía puso a prueba su paciencia mientras perdía peso, luego de tener a su primera hija Sabrina Sakae. La mexicana hizo una dieta intensa que consistía en 60% vegetales, 40% proteínas y cero carbohidratos. La interprete reveló a al revista “ People” que con este régimen se sintió “ligera inmediatamente”.

En mayo de 2012, la brasileña Alessandra Ambrosio dio a luz a su segundo hijo, y en noviembre ya estaba en el desfile de Victoria’s Secret. La modelo contó a la revista “People” que después de dar a luz comenzó a llevar un régimen alimenticio basado en “alimentos limpios”, como jugos verdes frescos y ensaladas con col y pescado. Además dijo: “Dar de lactar siempre ayuda”. La modelo también hizo, después incluyó spinning y pilates en su rutina de ejercicio.

Después de dar a luz, Penélope Cruz comenzó una dieta y un régimen de ejercicios, pero sobre todo practicaba ballet. La actriz española ha dicho que le aburre ir al gimnasio y prefiera la disciplina de la danza.

La sensual actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez reconoció que utilizó pantalones spandex, luego de tener a su primera hija, Sebella Rose. Su mejor secreto para perder peso fue amamantar a su hija.

Jennifer López, quizá, es la diva latina que luzca mejor que nunca. Sin embargo, la cantante admitió que perder peso después del embarazo de sus gemelos Max y Emme, fue un trabajo muy duro:
“Fue muy difícil. Pensé que lo perdería rápido por que he estado en forma toda mi vida, pero la verdad es que no lo fue. Tuve que hacer mucha dieta y ejercicio. Y tomar mucha agua”.

Adriana Lima comentó que fue muy fácil recuperar su figura, la modelo iba dos veces al día al gimansio, donde hacía rutinas de hasta dos horas. Además, realizó una dieta de cero carbohidratos y muchas proteínas.

Dicen que más vale prevenir y Gisele Bundchen lo hizo. La modelo practicó kung fu durante su embarazo, lo hizo hasta dos semanas antes de dar a luz. También, comía de manera saludable.

Jessica Alba tiene dos hijos y cuenta con una de las siluetas más envidiadas de Hollywood. La actriz controla las calorías que ingiere y el tamaño de las porciones. Además, ella cocina. Sin embargo, reveló que después de tener a su segundo hijo, usó un corset doble durante tres meses.

Kim Kardashian, tras tener a su hija North West, se sometió a una rutina de ejercicios asesorada por una entrenador personal. Además de cuidar su alimentación.

Sienna Miller dio a luz a su hija y tres meses después posó ante la prensa luciendo espectacular. Según la actriz, su bebé tomaba pecho cada tres horas y eso le ayudó a recuperarse con rapidez. También confesó que utilizó la faja reductora Spanx.

Al mes de dar a luz, Uma Thurman se puso en manos de un nutriólogo experto en dietas postparto. Desayunaba huevo con ensalada de tomate y queso feta; a media mañana, una tostada integral y un jugo; su almuerzo consistía en una ensalada de pollo y huevo; a media tarde, palitos de zanahoria y rodajas de pepino; y para cenar, sopa de verduras y pescado a la plancha. Una dieta que combinaba con sesiones de ejercicio moderado.

La actriz norteamericana Kate Hudson ganó más de 20 kilos en su último embarazo. Los perdió gracias al trabajo físico con un entrenador personal: realizaba de dos a tres horas diarias los tres primeros meses. También siguió una dieta alta en proteínas y baja en hidratos de carbono.

Jennifer Garner recuperó su línea poco a poco. Lo primero que hizo fue descansar tras el parto para sentirse bien y después del primer mes comenzó con ejercicios progresivos.

La empresa Weight Watchers decidió contratar a la cantante Jessica Simpson como su imagen, despúes de que en su embarazo ganó muchísimo peso. Tras 4 meses, la celebridad mostró su nueva figura, había perdido 27 kilos. Simpson siguió por 15 días un plan denominado “smoothie diet”, protagonizado por batidos diarios y que poco a poco iba incluyendo “snacks nutritivos” y luego comidas completas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo