Así se divierten los presos "ricos" en Colombia

Por Luz Lancheros

Emilio Tapia no es el único que se ha divertido en un centro penitenciario. De hecho, desde las épocas de Pablo Escobar en “La Catedral” (prisión construida exclusivamente para él), los políticos o criminales de importancia ya se preciaban de conseguir lo que fuese con dinero, sobre todo mujeres, drogas y dinero.

De igual modo, los políticos de cuello blanco, por una buena suma, pueden tener una habitación higiénica, muebles y hasta se les permite ir al gimnasio. A los Nule, presos por el Carrusel de Contratación de Bogotá, les descubrieron no solo esto sino aparatos electrónicos como Iphones y televisores plasma, incluidas consolas de videojuegos. No hay nada que el dinero no pueda comprar. También tenían colchones especiales ya que no se acostumbraban a los de dotación.

Ojo: esto es nuevo ni exclusivo de los grandes narcos. Los grandes potentados de la marimba, como relata El Tiempo en su sección de “Hace 25 años” en 2005, incluso veía cómo los guardias tomaban whiskey importado y dejaban a sus presos hacer lo que quisieran. Inclusive ser acompañados de “despampanantes rubias”.

Por ahora, quien de nuevo está en la polémica es Emilio Tapia, conocido por sus diversiones. Su defensa afirma que la parranda dada en la cárcel era cosa del Inpec y que todo obedece a una estrategia para desprestigiarle.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo