¿Cuáles son las botillerías cercanas a Providencia pueden atender pasadas las 23:00?

Por Jaime Liencura

Eran las 22:00 del lunes cuando Carabineros y los fiscalizadores de la municipalidad de Providencia se reunieron para ir a pasearse por las botillerías de la comuna, una actividad que con frecuencia realizan jóvenes, bohemios y futbolistas indisciplinados. Pero los funcionarios municipales no andaban precisamente celebrando, sino que iban a corroborar que la nueva normativa se cumpliera al pie de la letra. Porque desde la noche del 13 de octubre las botillerías de algunos sectores esta comuna deben cerrar sus puertas a las 23:00. 
 
La medida afecta solo a los barrios Bellavista y Santa Isabel, además de los ejes Nueva Providencia, Providencia y Manuel Montt; lugares donde las botillerías deben cerrar una hora antes de medianoche, mientras que los bares y restaurantes pueden operar solo hasta las 2:00. 
 
No obstante, hay al menos una botillería ubicada en la misma comuna de Providencia, fuera de estas zonas, que sí puede atender a su clientela hasta las 01:00. El local lleva el nombre de su dueña, María Paz Romero Rojas y está ubicada en Francisco Bilbao 2715
 
“Tengo suerte, aunque no por mucho”, dice la afortunada locataria al conversar con Publimetro. “Porque yo creo que al final, todos vamos para allá”, dice, refiriéndose a la posibilidad de cerrar temprano.
 
“Yo tengo un minimarket y durante la mañana y tarde solo vendo abarrotes”, cuenta Romero. “Es en la noche cuando vendo alcoholes y si me hacen cerrar a las 23:00, voy a perder todas esas ventas. Imagínese, yo mantengo una casa, tengo una hija en la universidad y tengo cuentas que pagar”, reclama. Pero aún así se reconoce una persona con suerte al quedar fuera de la flamante ordenanza municipal.
 
“De todas formas por acá hay varios locales que pueden atender”, adelanta e incluso precisa “acá en Bilbao con Pedro de Valdivia, con Amapolas, bajando por Manuel Montt… hay varios locales que sí pueden vender hasta más tarde”, concluye.
 
Y para conocer qué otros negocios tienen permiso para vender alcoholes, aquí va a una lista de algunos de ellos:
 
Licorería Middletown, Tobalaba 1381, Las Condes
Botillería Minimarket Arturo, Francisco Bilbao, 2946, Providencia
Botillería María Paz Romero Rojas, Francisco Bilbao 2715, Providencia
Botillería el Rincon, Irarrázabal 2180 Ñuñoa 
Botillería Colomba, Manuel Montt 2243, Ñuñoa
Líquidos Italmarket, Vicuña Mackena 299, Santiago Centro
Botillería, Vicuña Mackena 91 A, Santiago Centro
Botillería Eleje, Ramón Corvalán esquina Alameda, Santiago Centro

Cabe señalar que estos locales pueden abrir hasta las 01:00, pero en ningún caso su permiso obliga a los locatarios a atender hasta esa hora.

 
Venta a domilicio sí está permitida

Debido a que la ordenanza aplica solo a locales comerciales que tienen patentes de botillerías, restaurantes y bares en la comuna de Providencia, las agencias de ventas de alcohol a domicilio sí pueden operar con normalidad. Incluso tienen permiso de realizar despachos pasadas las 23:00 en los mismos barrios mencionados por la normativa municipal.
 
No obstante, existe desconocimiento de esta medida incluso de las mismas cadenas de reparto a domicilio. Publimetro intentó comunicarse con cuatro de estos negocios y ninguno quiso reconocer que estuviera vendiendo o repartiendo alcoholes en estas áreas.
 
Molestia en empresarios
 
No es un misterio que la ordenanza ha molestado no solo a los amantes de los brindis nocturnos, sino que también a los dueños de botillerías. Así lo expresó Marcos Veragua, gerente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile, Confedech. 
 
“Dimos cuatro argumentos muy claros para rechazar las limitaciones”, dice y  luego los detalla: desempleo, disminución en el turismo, fomento de la clandestinidad y nulo control de desórdenes en las calles.

Este último punto es uno de los más conflictivos entre los que apoyan la medida y quienes están en contra de estas. Pues según los adherentes a la ordenanza, uno de los objetivos que se busca con esta es, precisamente, disminuir las riñas callejeras y el desorden en la vía pública.

En cualquiera de los casos, solo hay una cosa que se puede afirmar tajantemente. Que las palabras “brindis” y “salud” son de aquellas que se van a escuchar con mucho menos frecuencia en Providencia pasadas las 23:00.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo