Informe Especial reveló las dudas sobre el rol de Interior y prestigioso bufete en contratos con los 33 mineros

Por

El reportaje “Mineros, la historia  no contada” preparado por el equipo de Informe Especial que lideró Carola Fuentes, se propuso indagar durante meses qué ha pasado con los 33 mineros del pique San José rescatados hace cuatro años y el resultado no fue para nada alentador, según el programa exhibido este lunes.

“Lo que yo observé es que estos 33 hombres que nunca buscaron convertirse en famosos sino que esto fue un accidente de la naturaleza y de la noche a la mañana ya estaban en el centro de la atención mundial, no estaban preparados para lidiar con el mundo al que se iban a enfrentar. Ese mundo incluía desde ofertas de películas de Hollywood hasta contratos, sociedades por acciones, cesiones de derechos, problemas sicológicos, estigmatización, exposición meditática. Definitivamente les costó mucho enfrentarse a un mundo que para ellos era desconocido”, dice Carola Fuentes a Publimetro.

El reportaje cuenta cómo luego de ser rescatados, el abogado Remberto Valdés se acercó a uno de ellos y convencieron al resto de darle el mandato para formar una estructura jurídica especial que se haría cargo de los contratos de comercialización que eran muy específicos. 

“Estaban en una posición asimétrica de información con respecto a su contraparte. al firmar los contratos, eso es un hecho. La pregunta es por qué no tuvieron una asesoría independiente. Tengo entendido y lo decimos en el reportaje que en algún minuto el gobierno les ofreció apoyo, les presentó algunos abogados Pro Bono [gratis]  que los podían haber ayudado pero  por voluntad propia prefirieron la oferta que les estaba haciendo  Valdés que además contemplaba  un pago inicial de $4 millones en efectivo que llegaría altiro, en un momento en que todos necesitaban esa plata. Hay un acto voluntario de ellos de firmar esos contratos. Nadie puede decir que les pusieron una pistola en la cabeza. Que después se hayan dado cuenta del alcance que tenían los contratos, es parte de la historia que investigamos”, afirma Fuentes. 

El abogado Remberto Valdés se acercó al estudia Carey y Cia el más grande de Chile y uno de los más tradicionales del país, uno de sus socios prinicipales, Jorge Carey integró la comisión política de RN. Todo quedaba en buenas manos, pero la producción de la película y el libro se alargaron más de la cuenta y de a poco la relación entre los mineros se fue quebrando. Poco después de que se concretara la producción de la película, Carey y Cia anuncií que dejaba de asesorar a los mineros.  El equipo de Informe Especial no consiguió que ninguno los abogados del bufete diera una entrevista en cámara.

“Me hubiera gustado preguntarles si se aseguraron que los mineros entendieran lo que estaban firmando y si es así que piensan ellos de toda esta confusión que se generó después que en boca de la mayoría de los mineros, no entendieron lo que estaban firmando y por eso se generó todo el conflicto”, afirma la periodista.

Lo cierto es que como parte de la película la productora pagó US$513.000 aunque Carey oficialmente negó haber recibido pago alguno por su asesoría. “Se hicieron varios descuentos y entre esos descuentos hay 63 millones de pesos que corresponden a asesorías y a gastos administrativos. Yo traté de encontrar información detallada respecto de esos descuentos. La pedí  a la actual directiva y a la anterior, pero ninguno me pudo pasar información para comprender a qué corresponden esos gastos. No estoy diciendo que no existan, estoy diciendo que no me la pudieron pasar”, asegura Fuentes.

Otra duda es el verdadero rol del Ministerio del Interior de la época en estas negociaciones, la repartición fue representada por Cristián Barra, que al momento de la emisión del reportaje se transformó en trending topic

“En Febrero ya cuando la relación estaba  quebrada, y  los abogados estaban a punto de  retirarse   mandaron  una rendición de cuentas  a los mineros  y en la pagina 2 está escrito en negritas casi, que los contratos fueron revisados y aprobados por un estudio de abogados en Santiago y por el Ministerio del Interior. Es una afirmación súper tajante. Partimos haciendo solicitud de acceso de información y como no obtuvimos respuesta pensamos que podía tratarse de una especie de  aprobación informal. Fui a entrevistar a Cristiçan Barra para saber en qué contexto había sido  y  desmintió que ellos hubieran aprobado algún contrato. Lo mismo pasó con otro abogado mencionado, Gonzalo Sánchez que reconocíó que se habían reunido en un hotel de manera informal y que a él le había parecido bueno el proyecto en términos generales, que recomendó el estudio pero que tampoco aprobó ningún contrato. Pero lo que los abogados de  Carey decían  en esa rendición de cuentas, es que los contratos estaban aprobados por el Ministerio del Interior y los mineros creyeron eso, y no es efectivo”, concluye Fuentes
 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo