Estudio de Odecu muestra falencias en la certificación de calidad de cascos de bicicletas

La Organización de Consumidores y Usuarios analizó cuarneta cascos de diez marcas presentes en el mercado chileno y llegó a la conclusión de que hay una completa "falta de regulación referente al uso de cascos de protección para ciclistas".

Por Daniel Inostroza

Uno de los artículos más importantes a la hora de hablar de seguridad para los ciclistas es el casco. Y es que el exponencial crecimiento de este medio de transporte en la ciudad hace que la regulación sobre los aspectos relacionados con la seguridad sea un tema de mucha relevancia.

En esta línea es que la Organización de Consumidores y Usuarios (ODECU), que contó con el apoyo técnico de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) y la participación de Happy Ciclistas, ha desarrollado un estudio sobre la necesidad de certificación de los cascos que se comercializan en nuestro país.

Con una muestra de cuarenta productos pertenecientes a diez marcas que están presentes en el mercado local, la ODECU ha llegado a la principal conclusión de que se vuelve imperiosa la necesidad de certificar estos artículos de seguridad.

Tras los resultados, ODECU señala que “era sumamente importante llevar adelante este estudio, debido al explosivo incremento del uso de la bicicleta como medio de transporte”, que según cifras de la Secretaría de Planificación de Transporte (Sectra), la tasa de crecimiento de este medio es de 20%, en Santiago, y 10%, en regiones.

Y si a esto se le suma que el nivel de accidentabilidad que se registra en ciclistas asciende al 12%, mientras que la tasa de fallecidos en estos es de un 10%, según cifras de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), estamos ante una situación que no debe seguir así.

Es importante destacar que la ley de tránsito Nº 18.290, en su artículo 80, establece el uso de
casco para bicicletas como “obligatorio” solo para áreas urbanas.

Las marcas que fueron analizadas en el estudio son Biscia, Kidzamo, Nitro, Bianchi, Le Tour, Fox y  Nutcase, Youyi, Sone y Lahsen. El estudio plantea que las tres últimas no cuentan con certificación alguna. Estas marcas, además, se pueden encontrar en el retail, otras en el comercio minorista y, otras, en tiendas especializadas.

El director de la comunidad de ciclistas urbanos Happy Ciclistas, Javier Rivera, quien colaboró en la realización de este estudio, señala que a raíz del crecimiento del uso de la bicicleta que ha sido exponencial, “también ha crecido un mercado que aún está en pañales y que no está exento de abusos e irregularidades. Esto porque la ley te exige usar un casco, pero no hay una norma que imponga una certificación de calidad para la venta de estos productos”.

Sin embargo, el ingeniero en transporte de la UTEM, Cristián Canales, señala que “los cascos respondieron adecuadamente, pese a existir baja regulación por parte del estado”.

Entonces, es ahí donde el director de Happy Ciclistas realiza una reflexión interesante. “En el fondo el tema acá es la educación, porque el mejor casco del mundo, con certificación europea, no te va a proteger de un impacto que se produzca a más de 25 km/hr. Entonces, algo que te demuestra el estudio es que el casco por sí solo no es suficiente, ya que la mayor causa de accidentabilidad es por exceso de velocidad”, a lo que agrega que si bien la ley te exige el uso de casco, no regula su calidad, además que  “si la ley de verdad quisiera salvaguardar la vida de las personas, debería reducir las velocidades máximas”.

Pincha acá y podrás conocer en detalle el ranking con las marcas que fueron evaluadas en el estudio y todas las conclusiones que dejó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo