Grandes talentos florecen en la Fundación Miradas Compartidas

Varios alumnos se encuentran participando en castings

Por María José Gómez

Michela Betanzo tiene grandes ojos verdes, 20 años y una enfermedad crónica llamada epilepsia refractaria. Desde hace 3 años asiste a la Fundación Miradas Compartidas (MC), ubicada en una casona en la comuna de Vitacura, la cual conoce como si fuese su casa. Y es que prácticamente lo es, ya que varias veces a la semana se le puede encontrar ahí, participando en alguno de los tantos talleres que imparte esta institución para personas con discapacidad intelectual.

Esta fundación es una institución sin fines de lucro, que trabaja para mejorar la calidad de vida de personas con capacidades intelectuales diferentes. Con una variada oferta de actividades y talleres que fomentan el ocio y la recreación, MC permite que quienes tienen algún tipo de discapacidad puedan realizar actividades entretenidas en las que ya quisiera participar cualquiera.

En las Academias de Talento y Comunicaciones se imparten clases de teatro, radio, expresión corporal y danza, entre otras. Además, se ofrecen clases de yoga, natación y escuelas de fútbol, donde los profesores potencian al máximo las capacidades y los talentos de los alumnos.

Miki, como le dicen en MC, es amante del teatro y toma clases para perfeccionarse. El año pasado participó en el elenco de “La cenicienta” y este año se prepara para el estreno de “El principito” en diciembre. “Fue la mejor experiencia que he tenido en la vida y me la dio Miradas Compartidas. Por eso sigo acá, esta fundación me entrega una calidad de vida como la que necesito”, señaló sobre la presentación del año 2013.

Para María Ximena Rivas, gerente general de MC, “las Academias son nuestra columna vertebral como Fundación. Cada familia que deposita la confianza en nosotros para trabajar con sus hijos, deposita también en nosotros un voto de confianza que no estamos dispuestos a perder. Nos sentimos tremendamente orgullosos del resultado que estamos teniendo con todos nuestros alumnos”.

No sólo el talento de Miki floreció en la Fundación. Pablo Vásquez, alumno de una de las academias, fue llamado a participar en la nueva campaña de Converse Chile con el fin de visibilizar el trabajo de la Fundación y poner el tema de la discapacidad en la palestra.

Para Marichu Treviño, jefa de academias de MC, la fundación ha logrado gran notoriedad a través de sus talleres, hecho que tiene muy motivados a todos los alumnos. “Para ellos es muy importante ver a sus compañeros en alguna campaña de publicidad o en distintos medios de comunicación. Con eso, logramos el objetivo de seguir trabajando profesionalmente con ellos en cada proyecto y demostrar que la inclusión es posible.”

MC sigue trabajando para que los jóvenes con discapacidad puedan desarrollarse potenciando sus talentos y haciendo lo que les gusta. No por nada el eslogan de este año es “este 2014, la Inclusión es tarea de todos”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo