Guía para "entender" a María Fernanda Cabal (y no enojarse en el intento)

Por Luz Lancheros

Es polémica. Políticamente incorrecta. Y aunque un buen porcentaje de colombianos la apoyan, en Twitter el descontento contra ella es general. Y esta vez vuelve a estar en el origen del debate por una frase ofensiva contra los afrocolombianos: “Si uno los pone a trabajar (a los afrodescendientes) se agarran de las greñas”. Esto ya le ha valido hasta una denuncia penal.

Pero, ¿por qué María Fernanda Cabal dice estas cosas? Aquí les mostramos de dónde vienen todas sus afirmaciones y posturas políticas.

Es políticamente incorrecta: Más de una vez lo ha dicho. En entrevista con Jet Set y otros medios claramente dice: “Déjenme opinar! ¿Que lo que dije es políticamente incorrecto?, sí; ¿que es inadecuado?, sí; ¿que usted como persona elegida no puede decir eso…? No debo, de pronto por formalismo, pero ¿no puedo? El día que no pueda se acabó la libertad de opinión en este país.”

Dice que sabe que incomoda, pero no le importa.

No le gusta la izquierda porque: Cree que la izquierda no es coherente. No se considera derechista, pero afirma que no comulga con esas ideas. Se declaró, sin embargo, “fan” del senador Jorge Robledo.

Libertades: Afirma que respeta la libertad de cultos y de pensamiento. Sin embargo, afirma no estar de acuerdo con cosas como la dosis personal. “Dele esa dosis personal a los ricos para que vayan y rumbeen. Pero la dosis personal para una familia pobre es una tragedia. Porque es un hijo que se vuelve un sicario, un hijo que roba. En la familia rica también pasa eso, pero lo que pasa es que los ricos tienen esos espacios de “diversión” donde saben que después tienen todo el entorno donde no les hará falta la comida.”, declaró para KienyKe.

LGBTI: Afirma tener amigos y colegas homosexuales, pero condena claramente la política de educación sexual de “Bogotá Humana”. Afirma que no se puede “dañar” a un niño y menos que lo haga un homosexual. El niño debe simplemente, al ser adulto, “elegir” qué quiere ser.

Gabo: Si bien se disculpó con la familia del escritor, siguió férrea en su postura. Afirmó que el Nóbel nunca hizo nada por su pueblo natal (Aracataca) y que apoyó a un dictador como Castro. Cuestiona que Gabo nunca hubiese denunciado sus crímenes. Afirmó para Jet Set que intelectuales que tenían la misma inquietud le escribieron por dar paso al debate. Lo tildó de arribista consumado.

Angela María Giraldo: Otro tuit polémico de Cabal fue el acusar a Giraldo, hermana de uno de los 11 diputados asesinados del Valle del Cáuca, de tener “Síndrome de Estocolmo”. Esto le valió una denuncia penal y un duro cuestionamiento por parte de El Tiempo. A este periódico le aclaró lo que pasó, alegando que cuestionó su actitud.

“Ella (Ángela María Giraldo) puede perdonar al que quiera, pero en ese momento era una figura pública, estaba expuesta a la crítica, y si no quiere estar expuesta que no vaya como a un carnaval o a un crucero. Hay gente, como yo, que piensa que uno no debe llegar sonriendo ante los asesinos.”

Afrodescendientes: Tuiteó que la sacaron de contexto y que tiene a afrodescendientes trabajando con ella. Afirmó que solo destacaba su tenacidad e instinto nato de competencia y liderazgo y que propuso la frase como una expresión coloquial. Le pidió a GENTE subir el audio, pero la publicación afirma que sí hizo la afirmación racista y lo sostiene en sus redes sociales.

Ahora, ¿qué piensan de ella?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo