A estas penas se arriesga si cargó o piensa cargar la Bip! de manera "trucha"

Paola Cabezas, abogada especialista en ciberdelitos explica las sanciones legales para los responsables del fraude al Transantiago, luego de que se inhabilitaran 19 mil tarjetas cargadas maliciosamente.

Por Daniel Inostroza

Cifras oficiales de la Dirección Metropolitana de Transportes hablan de 19.000 tarjetas Bip! cargadas de manera ilegal, luego de que el ministro de Transportes Andrés Gómez-Lobo presentara una denuncia ante la Fiscalía Metropolitana Centro–Norte por fraude y delito informático (VER NOTA).

Paola Cabezas, fundadora de BC abogados y experta en ciberdelitos nos explica que “esta situación está regida por la ley de delitos informáticos (Ley 19.223), y el art. 1º de dicha ley especifica que el que destruya o uitilice un sistema de tratamiento de datos, o solo lo modifique en cuanto a su funcionamiento, pude sufrir penas de presidio menor en su grado medio a grado máximo”.

Estas penas, según la especialista, van desde 541 días a cinco años de cárcel. “Se puede aplicar el máximo de la pena si se comprueba que se han afectado los datos contenidos en la página web que se está interviniendo”, complementa Cabezas.

Respecto de la querella que presentó el ministro, la abogada señala que es una querella amplia contra “aquellos que resulten responsables porque no se tiene a la fecha los datos de la persona que habría convertido el ilícito”.

Ahora bien, si es usted de aquellos que utilizó la aplicación que aparecía en internet y que se descargaba en dispositivos móviles Android (VER NOTA), no debe estar tan tranquilo. Esto porque para las personas que “se vieron beneficiadas, por la recarga maliciosa de la Bip!, la ley dispone que pudiesen ser sancionados como cómplices o bien ser sancionados bajo la figura del delito de fraude” señala la jurista.

Y bajo esta figura legal, cuando el fraude es menor a cuatro UTM, como en este caso ya que las cargas eran de $10.000, no da para la comisión de un delito, sino que se trataría de una falta y esa falta es sancionada con multas que van desde 1 a 4 UTM, por lo tanto, “por haber recargado $10.000, te expones a pagar entre $42.000 y $170.00 pesos”, concluye Paola Cabezas. 

Ahora bien, para esta situación hay quienes corren más riesgos de ser detectados por la fiscalía. Esto porque para aquellos que recargaron la tarjeta Bip! y que a la vez la utilizan como su cuenta rut, será mucho más fácil su identificación. “Las demás tarjetas, como no son personalizadas y no tienen asignado un rut, será mucho más difícil encontrar a los responsables”, finalizó la abogada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo