Columna come y calla por Felipe Espinosa: Suelo firme

Por Felipe espinosa / Chef ejecutivo House "Casa del Vino"

Hace poco que estoy muy interesado en piedras, minerales y cristales. La paciencia de la naturaleza que gota a gota forma estalactitas, la presión y el calor crean brillantes gemas desde opacos carbones, es la magia del cuarzo que ilumina los yacimientos de cobre. 

La belleza inerte de nuestro suelo es el reflejo de millones de años de existencia impávida al paso del tiempo, el largo infinito del paisaje cordillerano cubre nuestra patria orgullosa. La magnificencia de las nevadas invernales no son mella para refugios de montaña ubicados en los faldeos anteriores a las cuestas, la naturaleza caprichosa puede incluso dejar incomunicados los caminos, la alternativa de ser bien alimentado en condiciones desfavorables se vuelven escasas e incluso nulas, pero existen lugares como La Table de France que sobreviven los crudos inviernos y los calurosos veranos. Emplazado en un gran terreno el restaurante tiene una vista espectacular de ancho ángulo de la Cordillera de Los Andes. Grandes ventanales se conjugan con una arquitectura europea alpina desarrollada por el propietario, mucha piedra en muros y suelo, mucha viga y durmientes omnipresentes. 

En un día frío fuera de temporada gozamos de ser los únicos en el salón contemplando la tranquilidad entre montañas. La cocina del lugar expone toda la tradición francesa combinada con los mejores ingredientes del país, tienen una extensa carta la que permite probar algunas delicias típicas de la cocina gala además de algunas preparaciones lúdicas con base chilena.

Empezamos picando unas empanadas de cebiche con los aperitivos, una coctelería conservadora que permite conversar del paisaje como un indispensable, seguimos abriendo las papilas gustativas con una terrina de jabalí, elegida desde el apartado de patés que está para regodearse. Sin querer comieron todos carne a excepción de mí, el filete de primera categoría en su punto justo, costillar de cerdo marinado de buen calibre y presentación abundante, mi elección fue una lasaña vegetariana que buen queso traía, salsa blanca tradicional con un gratinado bien dorado. Vale la pena dejar espacio para el postre, creme brulle de chocolate fue la diva del almuerzo y de paso un buen coñac. 

La estructura europea hace gala de una gran historia, el respaldo de la cultura francesa hace soporte a una casona de piedra noble que ha estado incrustada en la cordillera por más de 20 años y seguro seguirá estando más firme y con ese lujo natural que lo identifica.

COORDENADAS: La Table de France, Caino Internacional km 3, Los Andes.

Teléfono: 322406319

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo