Columna vertebral de Felipe Avello: Renuncié

Por Felipe Avello

Renuncié a La Red, (canal donde trabajé durante dos años y del que estoy muy agradecido). Estos son los motivos: 

• Me queda lejos de mi casa. En auto son 25 minutos, pero caminando es más de una hora.  

• Me obligan a llegar a las 11 am, me acuesto todas las noches a las 4 am, como el canal me queda lejos debo levantarme a las 9 am. Con cinco horas de sueño no alcanzo a descansar lo suficiente, por lo que me cuesta mucho levantarme, sobre todo si me he acostado bebido.

• Me obligan a asistir a una reunión de pauta en la que no opino nada, reconozco que es porque no se me ocurre nada que decir, pero igual es un momento incómodo, sobre todo si la noche anterior me he acostado bebido.

• Me obligan a comentar de farándula y televisión, y yo no veo tele del 2010, año en que se cayó el televisor al suelo y se rompió (27-F) y nunca compré otro, por lo que estoy muy desconectado del acontecer nacional e internacional (hace poco me enteré del fallecimiento de Sandro, Felipe Camiroaga y Gustavo Cerati; una pena, puros grandes).

• Me gusta una vestuarista del canal, la invito a salir, pero me rechaza constantemente, porque dice que soy casado. Le digo que nadie se tiene por qué enterar si pasa algo entre nosotros, que la hagamos piola. Además, le digo: “Hey, estoy casado, no tengo ébola”, (por poner una enfermedad de moda). El asunto es que no me pesca, aunque tampoco es la gran maravilla.

• Renuncio porque me pagan muy bien, eso será lo que más echaré de menos, lo malo es que hay demasiada gente (familiares, amigos o conocidos) que me piden plata, si les digo que no tengo me siento mal porque es mentira, y se enojan y se alejan de mí, y si les paso plata después no me pagan e igual se alejan de mí. La cosa es que el dinero termina alejándome de las personas. Como tendré menos plata, comeré menos y bajaré de peso.

• Mi señora encontró un buen trabajo, al fin; lo que me permitirá quedarme más en la casa. Ella siempre se queja de que no ayudo en las labores del hogar y que dejo todo tirado. Ahora que me iré de la tele, tendré todo el tiempo del mundo para ordenar mi ropa.

• Calculé que si hay días en que no salgo de la casa en todo el día, no me baño, no enciendo ningún aparato eléctrico, ni llamo por teléfono a nadie, no habré gastado ningún peso ese día. O sea me di cuenta no necesito plata para vivir.

• Me di cuenta que no necesito ser famoso para conocer mujeres, ya que ya soy conocido. Además está lleno de videos en Youtube de mis apariciones televisivas antiguas, así que tengo algo de fama asegurada al menos por un buen tiempo.

• Renuncio porque quiero dedicarme más a estar con mis hijos; ¡ah!, verdad que no tengo.

• Renuncio porque quiero dedicarme a regalonear más a mi esposa; ¡ah!, verdad que no la quiero.

• Finalmente renuncio porque creo que ya cumplí un ciclo, lo pasé muy bien, conocí gente muy valiosa, pero ya es hora de partir.

Pd 1: Les aclaro a mis empleadores de La Red, por si leen esto, que mi contrato finaliza el 31 diciembre y que cumpliré con mucha responsabilidad y profesionalismo las labores que se me asignen hasta esa fecha. También consigno que no me iré a trabajar a ningún otro canal. Simplemente me retiro para irme a mi casa.

Pd 2: Ahora tendré más tiempo para escribir para Publimetro. para que dejen de lloriquear de que entrego la columna a última hora.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo