Kim Kardashian no piensa cumplir los caprichos de North West

Por Viviana Ortiz

“¡Nada de niñas caprichosas!”, eso es lo que dijo Kim Kardashian.

La socialité sostuvo que su plan es hacer que su hija North West trabaje para ganarse las cosas que quiere: “Les dije a mis amigos, ‘A veces pienso, ¿cuál será el primer trabajo de North?’ Y todos dijeron, ‘¿Qué? ¿Ella va a trabajar?’ y yo les dije, ‘¿Están bromeando verdad? ¡Claro que va a trabajar!’” y agregó, “ella va a tener que trabajar por lo que quiere”.

A sus 16 meses, North ya ha posado para Vogue y para CR Fashion Book. Y aunque todo indica que tendría un gran futuro en el mundo de la moda, Kardashian dice que es demasiado temprano para saber cuál será su vocación, “tal vez llegue a ser una diseñadora” dijo. “¿Quién sabe? Es demasiado pronto para saberlo”.

La socialité quiere que su hija siga su ejemplo. Esta recordó que hubo cosas que ella quería en su adolescencia y que tuvo que esperar por ellas mucho tiempo. “Yo ahorré para comprar un vestido de Dolce & Gabbana que quería y también unos zapatos Prada. Costaban 400 dólares y mis padres no querían comprármelos, y ahorré todo el año para poder hacerlo”.

Además agregó: “A nosotros no nos daban todo lo que pedíamos, teníamos que trabajar si lo queríamos. Así que trabajaba en una tienda de ropa y ahorraba”, le confesó al diario Evening Standard de Londres.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo