Multitudinario carnaval en Quintero para exigir consulta ciudadana sobre industria en la región

La agrupación Salvemos Quintero encabeza los movimientos sociales de la zona afectada por un derrame de 22 mil litros de petróleo en la Quinta Región, hace un poco más de un mes. 

Por publimetro

SALVEMOS QUINTERO from Salvemos Quintero on Vimeo.

A un mes del grave derrame petrolero de 22 mil litros de crudo que afectó la Bahía de Quintero, más de 2 mil personas de Quintero y Puchuncaví participaron del carnaval “Los Mil Tambores de Petróleo”, impulsado por el movimiento “Salvemos Quintero“, que reúne a diversas organizaciones e instituciones de ambas comunas.

La caravana, organizada con apoyo del colegio Alonso de Quintero, reunió a familias completas, comparsas, batucadas y músicos que protestaron por no más contaminación y por medidas concretas que reparen el daño medioambiental costero, tras el desastre ocasionado por la descarga de petróleo para Enap. Exigieron además el congelamiento de nuevas industrias contaminantes y peligrosas en la bahía, y no descartaron nuevos cortes de carreteras y protestas frente a La Moneda de ser necesario.

“Hoy día nuestras comunidades de Quintero y Puchuncavi  quieren decir basta. Por qué en la comuna de Providencia, por ejemplo, puede elegir a qué hora cierra sus botillerías o qué nombre le da a una calle o a un cerro. Nosotros también queremos tener el derecho de decidir cómo queremos pasar nuestros próximos 50 años; hoy se hace imposible convivir con tanta contaminación en  el bordeo costero “, señaló Joshua Cadima, vocero del movimiento.

“Queremos el Gobierno, que el Estado se ponga los pantalones y legisle para los pobladores, para el pueblo, no para las empresas o intereses económicos . Queremos el progreso si, pero sustentable,  y si eso no es posible las empresas tienen que cerrar, nosotros no tenemos porque irnos  porque estábamos primero que las empresas”, criticó el dirigente.

Quintero y Puchuncaví comparten la Bahía Quintero y un cordón de 19 industrias, algunas altamente contaminantes, como las cuatro centrales termoeléctricas a carbón de Aes Gener y la fundición estatal Codelco Ventanas. Lo que más les preocupa es que el área opera con una débil regulación y escasa fiscalización sobre las emisiones de nocivos gases tóxicos y residuos que llegan al mar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo