Tremenda polémica por ordenanza que restringiría el ingreso de mendigos a Plaza de Armas

La Dirección Jurídica de la Municipalidad de Santiago ha redactado un documento con una serie de medidas, entre las que se incluye la de "prohibir la mendicidad". Voces de expertos en el tema se han levantado en contra del documento que evaluará el próximo martes el Concejo Municipal y la aldaldesa Carolina Tohá.

Por Daniel Inostroza

El viernes pasado durante la tarde, los integrantes del Concejo Municipal de Santiago recibieron, vía correo electrónico, un documento proveniente de la Dirección Jurídica de la Municipalidad que indicaba una serie de medidas para implementar en el cuidado de la remodelada Plaza de Armas, que debería ser entregada con su flamante renovación en diciembre próximo.

El documento consideraba una serie de nueve iniciativas para la administración de este importante espacio público capitalino, como la de designar un administrador de la Plaza de Armas, restringir el comercio y la venta de comida, entre otras varias. Sin embargo, la medida que se robó toda la atención y ha sido el centro de la polémica fue la que prohibía la mendicidad al interior de la misma.

Diversas organizaciones, así como varios de los integrantes del Concejo se mostraron contrariados y muy en desacuerdo con la propuesta.

El concejal PPD Alejandro Vega, se ha mostrado sorprendido declarando que se opone tajantemente “a un tipo de ordenanza de este tipo, porque esto no soluciona nada, agregando que esto nace por la necesidad de regular la plaza, de solucionar problemas “que tenemos en el municipio como drogadicción, delincuencia, prostitución y otros males. Esto viene como medida para enfrentar esta situación, pero por ningún motivo restringir el acceso a algunas personas por su apariencia creo que sea la solución”.

Al respecto, la Municipalidad de Santiago emitió un comunicado de prensa donde señala que “durante la preparación del documento, se realizaron varias reuniones con la edil para abordar los temas que incluiría la nueva norma, encuentros en los que la idea de prohibir los actos de mendicidad no estuvo en tabla por no ser un artículo nuevo”. El documento agrega además que “no ha sido jamás el ánimo de esta administración establecer ningún tipo de acto discriminatorio, muy por el contrario, trabajamos por hacer de esta una comuna inclusiva”.

El concejal Vega señala en esta misma línea que está “casi seguro que la alcaldesa tampoco comparte esta medida, que debe ser una mala idea que nació de la Dirección Jurídica y seguramente eso nos hará ver el martes (cuando sesione el Concejo Municipal junto a Carolina Tohá)”.

En diálgo con Cooperativa.cl, Carolina Tohá indicó que no estaba al tanto de la medida, pero que sería retirada de la lista de propuestas. De todas maneras, todo se resolverá en la sesión del Concejo de este martes.

Además, señala que “si sacan a los mendigos o vagabundos de la plaza no van a desaparecer, simplemente vas a trasladar el problema a otro sector de la comuna”.

Las organizaciones lo reprueban de manera tajante

Para Verónica Monroy, directora social nacional del Hogar de Cristo, esta es una medida que “ojalá no prospere. Es realmente lamentable que en pleno siglo XXI estemos hablando de ordenanzas como estas, tremendamente discriminatorias y segregadoras, que lo único que hacen es perpetuar condiciones de desigualdad y de injusticia que como sociedad no hemos sido capaces de superar”. 

Karina Soto, parte del Consejo Directivo de la organización Calle Link, se muestra sorprendida y declara que una medida como esta “viene desde el tiempo de la inquisición. Hay también una responsabilidad como sociedad, ya que todas las instituciones por muchos años se ha venido relacionando el concepto de vagancia o situación de calle con delincuencia, y eso no es así”.

Soto plantea que “la situación de calle aparece en general donde hay vacíos en las políticas públicas, y lo peor que pueden hacer los estamentos estatales es tratar de tapar el sol con un dedo”. Además, agrega que “es necesario que se trabaje en estrategias de largo plazo y con la colaboración conjunta de las distintas organizaciones e instituciones responsables del tema, porque de lo contrario no se saca nada. Además, la situación de calle en muchos casos no tiene nada que ver con la mendicidad, por lo que es súper difícil y subjetivo catalogar si alguien ejerce o no la mendicidad”, concluye.

Finalmente, Karina Monroy, del Hogar de Cristo, concluye realizando una radiografía al escenario nacional señalando que “es indignante que se utilicen este tipo de categorías de mendigo o pordiosero, o palabras de esa naturaleza que tienen tanta carga de prejuicio y discriminación. Lo que existe en nuestro país aún son personas que todavía tienen enormes dificultades para acceder a derechos básicos que deberían estar garantizados”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo