Campaña busca renovar el closet de personas en situación de calle 

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nathaly Lepe

La idea nació en Australia, pero Beatriz Rodríguez y Paula Arenas decidieron importarla y aplicarla en Chile. Así el próximo 15 de noviembre con el apoyo de la municipalidad de Recoleta, realizarán una inédita campaña que buscar entregar ropa a gente en situación de calle.

La idea de “The street Store” o la tienda de la calle es que los indigentes “compren” sus prendas aunque sin pagar un peso por ellas.

“Me encontré con esto mientras estaba fuera de Chile y me pareció una idea súper simple, pero que tenía un acento súper positivo a mediano plazo y que no necesitaba demasiados recursos, se lo comenté a una amiga de la universidad y me dijo que ella me ayudaba en todo y así partió”, relata Beatriz Rodríguez una de las impulsoras de la campaña. 

La iniciativa busca que las personas donen prendas de vestir, zapatos y accesorios para que la gente en situación de calle acceda a ellas.

Pero no es una entrega común de ayuda, porque las personas podrán elegir lo que les guste, probarse las prendas y llevarse algo que les quede bien al igual que si estuvieran comprando en cualquier comercio.

“Vamos a estar juntando ropa tres semanas y el 15 de noviembre es el evento que va a ser al lado del Centro de Día de la Municipalidad de Recoleta”.

La ropa se está recibiendo en centros de acopio instalados en las comunas de Las Condes, Providencia, Ñuñoa, Vitacura y Recoleta y la idea es que las personas entreguen en esos lugares ropa, zapatos y accesorios en buen estado.
“Vamos a estar recogiendo ropa tres semanas y el 15 de noviembre vamos a instalar la tienda para que la gente en situación de calle pueda ir a retirarla”, explica  Beatriz.

La campaña se ha masificado a través de Facebook, por lo que las organizadoras esperan recolectar una gran cantidad de prendas.
“Ya hemos recibido donaciones de personas y de una multitienda que nos regaló muchísima ropa que es la que tenía de muestra y ese día esperamos ayudar entre 200 y 500 personas en situación de calle”.

“Es una forma diferente de entregarle la ropa a la gente en situación de calle porque como que los dignifica un poco más porque yo creo que esas personas nunca han podido elegir que ponerse y siempre es rico poder elegir que te vas a poner, y que te gusta y que no, y que te queda, bien y que no. Van a comprar, pero sin pagar”, concluye Beatriz.
 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo