Crueles al extremo: Casi dejan a su hijo morir de hambre por tener sexo

Por Luz Lancheros

Una pareja ingresa a la macabra lista de peores padres del mundo: una mujer de Adelaida (Australia), de 24 años, mantenía encerrado a su hijito de 4 años y lo tenía al borde de la muerte. Solo le pasaba la comida debajo de la puerta para alimentarlo, mientras ella se dedicaba a tener sexo con su pareja en una casa llena de comida podrida, desperdicios y basura.

Esto sucedió en octubre del año pasado. El caso se actualizó al saberse que otro niño fue alejado de los dos padres, quienes serán sentenciados en diciembre por negligencia infantil. Pero lo que los hizo famosos en Australia fue el segundo niño que la policía encontró pesando solo  8.3 kilogramos y que desembrolló su lamentable situación familiar.

Todo se descubrió cuando ella llamó a la policía por el comportamiento de su pareja, que comenzó a atacarla. De hecho, en el pasado la había golpeado en el estómago, haciéndola abortar. Pero ante un nuevo episodio violento, las autoridades llegaron a la casa y la vieron llena de porquería hasta los límites extremos. Por supuesto, encontraron a la criatura, que estaba al borde de la muerte.

“Lo arruiné. Pensaba más en mi hombre que en mi hijo”, dijo para 9 News. Y también pensaba en cocinar para él, como se puede ver en su Facebook, donde tenía abundante comida. Fuera de tener sexo con su pareja, se drogaba todo el tiempo y el niño vivía entre pañales sucios.

El nivel de deshidratación del niño ya estaba en un 10 por ciento, afirmaron los doctores. Ni sabía hablar, tenía los dientes careados y se golpeaba contra todo. Tampoco sabe ir al baño y esconde la comida en sus bolsillos. Estuvo encerrado 12 días en su habitación. Sus padres solo esperan su condena en dos meses, informó el portal 9news.au.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo