"Amarres de amor" en Chile: pócimas para vivir felices para siempre

Por Jaime Liencura

En Chile, no solo los cardiólogos consiguen que el corazón de los demás puedan latir con más vitalidad, también pueden hacerlo tarotistas y especialistas en “amarres de amor”. Así al menos lo relata Yolanda Sultana, la “Tía Yoli“, quien además de leer el tarot, se dice una conocedora de en materias de la pasión.

Pero antes que todo, ¿en qué consiste un “amarre”?
 
“Un amarre es una unión espiritual entre dos personas que se aman”, dice la especialista y aclara que “es un servicio que al menos yo practico solo en personas que se aman o que sienten algo el uno por el otro. A mi no me gusta atar a dos personas que no se quieren. Yo solo trabajo con personas que sienten algo entre sí”.
 
– Tía, pero ¿puede entregar un dato para las personas que creen que “hay algo” con alguien?
– Yo le recomiendo a las personas colocar una foto de San Antonio con el nombre de él y una de Santa Elena con el nombre de ella, al lado de 9 velas que se deben enterrar. Luego, por 9 días hay que prender las velas y mirar la luna de pie. Todo siempre pidiéndole a Dios que una ambos corazones en amor eterno. Lo ideal es que la vela se instale en la tierra, pero si viven en departamento, en el balcón. También recomiendo poner un poco de azúcar al lado de las velas, ya que eso endulza la vida.
 
– La stevia también y es más sana
– Claro, mi hijito, pero el azúcar es más efectiva. Además no se la va a comer, porque usted la va a echar en la tierra, junto con las velas. Ahora, si quiere, puede cambiarla por miel. 
 
Perfumes y pócimas de amor
 
Aclarando que siempre trabaja con personas en las que “ya hay algo de amor”, Yolanda Sultana dice que también prepara perfumes para fomentar la pasión. 
 
“Yo uso mirra, incienso y esencia de almizcle para preparar perfumes. Más que una reacción física, hay una reacción espiritual. Las personas se ponen más alegres, hay menos peleas entre las parejas y se vive una vida más feliz”.
 
María Valenzuela, que administra el Centro Esotérico Integral, por su parte, cuenta que ella usa pócimas de amor para los amarres.
 
“Generalmente se confeccionan con hierbas naturales, esencias de rosas y aceites que compro en el sur. Pero tienen que tener claro que las pócimas vuelven más amorosas a las parejas, pero no ‘inventan’ el amor”, dice “la Señora María“, como prefiere que la nombren.
 
Le hacen la cruz a la magia negra

Ambas especialistas son enfáticas en aclarar que lo que hacen no es magia negra. “Uno puede querer mucho, puede amar mucho, pero no puede tener atado a una persona en contra del amor. Hacer un amarre a la fuerza es brujería y yo no hago esas cosas”, dice la “Tía Yoli”. 
 
Una visión similar es la que tiene la Señora María, quien aclara que “yo no hago magia negra”. 
 
De hecho, Yolanda Sultana confirma que recurrir a eso es negativo. “Hoy la gente está muy violenta y estar en pareja cuando no hay amor, implica que no hay respeto. Entonces, empiezan las discusiones y eso es muy dañino para los dos. Yo no lo recomiendo ni tampoco trabajo con eso”.
 
Cómo contactarlas

La tía Yolanda Sultana se subió al tren de la tecnología y cuenta con una página web: www.yolandasultana.cl. Ahí se puede solicitar una hora de atención en Santiago, Viña del Mar o Rancagua. Por su parte, la “Señora María” prefiere realizar servicios a domicilio. Para eso, la deben contactar al 09 7714 2045 o al 09 5731 9451. Ambas aseguran que cada tratamiento es personalizado y depende de las condiciones de los mismos clientes. 
 
– Tía Yolanda ¿y tiene alguna recomendación para quienes están leyendo esta nota?
– Sí, que nunca tengan platos rotos, flores plásticas, ni ropa vieja.

– ¿Por qué?
– Porque los platos rotos y las flores plásticas traen mala suerte. Les recomiendo que planten laurel, ruda y romero, porque calman los nervios. Incluso, si pueden, que tengan a la vista una matita de lavanda.
 
– ¿Y la ropa vieja?
– Hay que andar a la moda, pues. 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo