Confesiones de ninfómanas: el grupo de Facebook que provoca polémica en República Checa

Por

Facebook da para todo. Y por supuesto que las Ninfómanas encontraron un espacio para contar sus historias. Al menos así lo hicieron quienes padecen este “mal” en República Checa. 

El perfil invita a urgar en sus historias y deseos prohibidos. De hecho el nombre calza a la perfección: “Confesiones de ninfómanas”.

 

El perfil intenta hacer algo “gracioso” de lo que se considera un desorden sexual severo por quienes lo sufren, y dicen que intentan darle un toque “glamoroso” a algo que genera muchas complicaciones en su vidas y en sus relaciones en pareja, consignó Infobae.

La cuenta intenta mostrar historias de mujeres que tienen deseos desenfrenados de mantener relaciones sexuales constantemente. También las incita a mostrar sus sensuales selfies. Fue creada en enero de este año y ya es furor en ese país europeo.

La ninfomanía refiere a un deseo sexual excesivo y sin control y algunas de las usuarias se quejaron por el contenido light con que se trata este trastorno psicológico. Las leyendas, en su mayoría, son: “Tengo 20 años y necesito tener sexo tres veces al día”. Otro cuenta: “Me encanta cuando un hombre me excita”.

Voces opositoras

Sin embargo, no todas las mujeres que padecen de este cuadro consideran que es algo positivo, y ven como una falta de respeto el trato que se le da en el perfil al asunto.

Ludmila Koutnikova, de 32 años contó al diario británico Mirrorsu experiencia: “Es ridículo. ¿Esas chicas creen realmente que tienen ninfomanía porque les gusta tener sexo en diferentes posiciones? ¡Es una verdadera enfermedad!”.

Koutnikova vive en el sur de República Checa, en la ciudad de Brno y continuó con el relato de su historia: “Mi ninfomanía comenzó cuando tenía 16 años. Fue tratada por psicólogos y tomo pastillas desde entonces”. Ya pasó la mitad de su vida padeciendo este desorden y no logra detenerlo.

El diario inglés también revela la historia de Tereza Svarcova, quien con 27 años explica lo que es tener un deseo sexual permanente: “La mayoría no sabe lo difícil que es”, dijo, y agregó: “La ninfomanía destruyó mi vida y no es algo gracioso”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo