Colombia: secuestro de alto general pone en jaque diálogo de paz con las FARC

Mañana se cumplen dos años de las conversaciones entre el gobierno y la guerrilla. En este tiempo se han logrado tres acuerdos

Por Giovanny Serrano / Agencias

Este miércoles se cumplen dos años desde que el 19 de noviembre de 2012 comenzaran los diálogos de paz entre el gobierno y las FARC en La Habana, período que ha estado lleno de altibajos, crisis, impulsos, sucesos históricos y demás…

De hecho, el proceso llega a su segundo año enfrentando su crisis más grande desde que se inició, luego de que ayer el presidente Juan Manuel Santos decidiera suspender las conversaciones con la guerrilla tras el secuestro del general Rubén Alzate Mora.

No obstante, nunca antes se había llegado tan lejos en un proceso de paz entre guerrilla y estado. Los acuerdos en desarrollo rural, participación política y narcotráfico son muestra de que, pese a lo desacelerado de la negociación y la crisis actual, se han dado pasos firmes para acabar con un conflicto de más de medio siglo que ha dejado más de cinco millones de víctimas.

A pesar de que se lleva dos años hablando de paz y terminación del conflicto en el país, las críticas al proceso, el secreto de las negociaciones, la desinformación y la falta de información han provocado que la mayoría de los colombianos aún no sepa o entienda lo que se pacta en La Habana.

Secuestro divide a la sociedad
El plagio del general Alzate y la  posterior suspensión del proceso de paz entre el gobierno colombiano y las FARC, ha dividido al país entre los que siguen apostando por la paz y quienes consideran este suceso como una traición de la guerrilla.

“Las FARC fueron responsables de este secuestro, un secuestro totalmente inaceptable”, indicó el presidente Juan Manuel Santos.

Agregó que antes de proseguir con el diálogo “hay una serie de circunstancias que tienen que aclararse”.

Las reacciones no se hicieron esperar y todas las fuerzas políticas se pronunciaron. De hecho el ex presidente Álvaro Uribe, opositor al diálogo, afirmó que para el terrorismo los gestos de paz son “debilidad” frente a la guerrilla.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo