Claudio Orrego realiza viaje a Barcelona para recoger su experiencia de desarrollo urbano

Por estos días, el intendente de Santiago, Claudio Orrego, realiza un viaje por Barcelona, España, para recoger experiencias de desarrollo urbano en una de las ciudades más eficientes de Europa en esta materia. 

Por Daniel Inostroza

En el marco de la Feria Mundial Smart City, la máxima autoridad de la Región Metropolitana ha firmado varios convenios de cooperación entre Santiago e instituciones catalanas, para contribuir a una mejora en las condiciones urbanas de Santiago y las demás ciudades de Chile (VER NOTA).

En contacto con Publimetro, Orrego declara que ha firmado varios convenios de colaboración complementarios que tienen un objetivo común: el pensar la ciudad de manera distinta. “El primero (convenio) fue con el Administrador Metropolitano de Barcelona (AMB), figura creada el año 2010 y que es un autoridad que agrupa a 34 municipios de Barcelona, para hacerse cargo de temas que cada municipio no puede responder por sí solo, como transporte, medio ambiente, desarrollo urbano, servicios sanitarios, gestión de residuos y reciclaje, entre otros”, comenta el intendente.

“Igual como Barcelona y su área metropolitana supieron crear la ‘marca Barcelona’, que define a este territorio, estoy seguro de que Santiago es capaz de crear su ‘marca Santiago’, sentenció Antonio Balmón, Vicepresidente Ejecutivo del AMB.

Uno de los arquitectos más importantes de Cataluña y experto en desarrollo urbano, que cuenta con algunos proyectos en Chile, Luis Alonso, declara a Publimetro que “Chile es un país que está perfectamente permeable a enfrentar los cambios en materia de desarrollo urbano que las grandes ciudades del mundo han experimentado”, ya que gozamos de una liquidez económica que lo permite.

La idea del intendente en su viaje por Barcelona es emular esta experiencia del AMB, ya que permitiría contar con “facultades que le permiten manejar de manera coordinada el metro, los buses, las bicicletas públicas, etc. Esto implica tener un sistema eficiente y completamente integrado de transporte”, según nos señala la autoridad metropolitana.

En el campo de la infraestructura vial, Chile necesita hacer una propuesta innovadora seria y contundente para el transporte público. “Una ciudad tan importante en Latinoamérica como Santiago”, declara Alonso, “solo podrá desarrollarse en el futuro a través de la implementación de políticas que impulsen el transporte público de calidad. De calidad me refiero a que tiene que ser en el subsuelo, o si es en la superficie, puede ser a través de sistemas de cables como tranvías o teleféricos”.

Al respecto, el intendente nos cuenta que la planificación y la gestión del transporte se hace pensando en las dimensiones urbanas y ambientales de la ciudad. El ex candidato presidencial señala que en Barcelona “hay ideas innovadoras como incorporar el uso del auto eléctrico, por ejemplo. También hay buses eléctricos y lo que se busca es llegar a un sistema que tenga emisión cero de aquí a algunos años”.

La idea es hacer de Santiago una ciudad “promiscua funcionalmente”

El experto urbanista catalán, plantea la idea de que al mal diseño del transporte público, se suma otro aspecto negativo, “que no podemos seguir haciendo ciudad unifuncional”. Según Alonso, en Chile se ha apostado mucho por el modelo urbanístico norteamericano, que consiste en que generamos un triángulo perverso en el cual se vive en un punto, se trabaja en otro punto muy lejano, y se desplaza a comprar o divertir a otro punto. “Eso es un triángulo que lo que genera es ciudades vacías”, argumenta, agregando que “lo que se debe buscar es hacer ciudades promiscuas funcionalmente, que significa intentar mezclar los usos y las actividades de los distintos centros urbanos”.

Orrego concuerda con esta visión y plantea que en Chile la idea no es solo diversificar y mejorar la calidad de la oferta de transporte, sino también racionalizarla y disminuir su demanda. “Eso significa que la gente se traslade menos, lo que implica pensar en polos de desarrollo urbanos distintos, que integren diversas actividades y la gente no necesite trasladarse. Para eso la idea es una autoridad que piense la ciudad en su conjunto”, reflexiona.

Según el intendente lo que tenemos en Santiago es que “por un lado está la autoridad que piensa la vivienda, por otro la que piensa en las autopistas, por otro los que piensan en transporte, por otro lado el desarrollo inmobiliario y otra autoridad preocupada del orden público. Pero nadie coordina las tareas”.

Finalmente, para llevar a cabo este ambicioso plan de reestructuración de la Región Metropolitana y este tipo de desarrollo urbano, es necesario tomar varias medidas, como “la elección democrática de autoridades regionales, un traspaso de ciertas atribuciones. Una de las principales atribuciones es la creación de una autoridad metropolitana de transporte, que dependa de un nuevo Gobierno Regional que sea electo democráticamente”, concluye nuestra autoridad regional desde el Viejo Continente.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo