Confirman que polémica prueba que califica de "impura" una relación sentimental homosexual es de Colegio Cumbres

Por

Estudiantes y familiares del Colegio Cumbres confirmaron al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que la polémica prueba que considera como “acto impuro” una relación sentimental homosexual fue efectivamente tomada en el mencionado establecimiento.

El organismo indicó que “las familias nos han mostrado la prueba completa, con el logo del colegio. Esa prueba fue aplicada el pasado 3 de octubre. Similar consulta se formuló en la prueba semestral del pasado 14 de noviembre, donde la palabra usada esa vez fue pololear”.

Además, se agregó que “la situación es mucho más grave, por cuanto el docente responsable de esta prueba ha afirmado que la homosexualidad es una enfermedad y ha señalado a los niños y niñas que conoce un psicólogo que ha curado a más de 100 homosexuales, según las denuncias efectuadas por familiares y alumnas a nuestra organización”.

Por este motivo, el Movilh mandó una carta al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, recordándole que en agosto pasado “se comprometió con nuestra organización a emitir un instructivo donde se instara a los colegios a adecuar todas sus prácticas o reglamentos a la Ley Zamudio. Dado que no hemos recibido más noticas de este compromiso, solicitamos la emisión en breve de este instructivo”.

En tanto, sobre lo ocurrido en el Colegio Cumbres, se señaló al titular del Mineduc que “esto no se trata de libertad de culto, ni de enseñanza. En ninguna parte la Biblia habla de relaciones sentimentales entre dos mujeres,  ni menos sostiene que la homosexualidad sea una enfermedad”.

“Aquí literalmente, se está entregando información falsa a los menores de edad, en virtud de prejuicios de los adultos,   dañando la dignidad de personas en razón de su orientación sexual o identidad de género. Imagine usted cómo se debe sentir un/a joven homosexual que estudia en el Colegio Cumbres”, se añadió.

Por último, el Movilh manifestó que “igual de grave es que los estudiantes del colegio Cumbres se están viendo en la obligación de responder no en virtud de sus propias creencias para ser bien evaluados, sino en razón de los que docentes dicen es lo correcto, lo que altera la libertad de conciencia y es un boicot para pensamientos libres, situación que el Ministerio no puede, ni debe tolerar. Ninguna religión, ninguna creencia, ninguna ideología está por sobre la ley y los derechos humanos, siendo deber del Estado velar porque ello no sea violentado”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo