Madre de Matute Johns relata los 15 años de dolor tras la desaparición su hijo en emotiva carta 

Por Nathaly Lepe

Luego que ayer se conocieran los avances que ha registrado la magistrada Carola Rivas, en la investigación por la  muerte del joven penquista Jorge Matute Johns, quien ya tendría identificados a los responsables del caso, su madre publicó una emotiva carta  con motivo de los 15 años que su cumplen hoy de la desaparición del ‘Coke’.

En la carta publicada en el Diario El Sur de Concepción, María Teresa Johns, repasa el dolor que ha significado para ella y su familia el crimen de su hijo, y el tortuoso calvario que han debido recorrer para lograr conocer la verdad.

La mujer además agradece el avance y demuestra su confianza en que la investigación que lleva la jueza Rivas, esta vez sí le permita conocer qué sucedió con su hijo aquel 20 de noviembre de 1999.

María Teresa dedica además palabras para los responsables de la perdida de su hijo ‘Coke’, pidiéndoles que reconozcan lo que hicieron y entiendan el dolor que causaron a su familia.

A continuación la carta escrita por María Teresa Johns.  

“Querido hijo, quisiera contarte tantas cosas, como por ejemplo, cuando ibas a nacer los médicos dijeron que si yo vivía tu morirías, pero Dios nos dio vida a ambos para compartir todos aquellos maravillosos momentos que la vida nos regaló, vivíamos tan felices, eran mi mundo y yo vivía completamente orgullosa de ustedes, mis hijos, por eso es que no puedo comprender y me cuesta aceptar tu partida”.

“Jamás imaginé que aquel 19 de noviembre de 1999, cuando saliste con Gerardo Roa, comenzaría mi gran pesadilla, al no verte regresar a casa, comenzando así nuestra incansable búsqueda, tu hermano, tu papá, familia, vecinos, amigos y compañeros. Sólo quería morir, pero mi amor por ti me dio la fuerza para levantarme día a día para continuar tu búsqueda en la agonía de no tenerte a mi lado”.

“Eras tan alegre, conversador, buen hijo, buen amigo, hermano, no sabes como extraño todos aquellos momentos cuando estábamos juntos, adoraba escucharte cantar, sobre todo mi canción “Cómo yo nadie te amó”, de Non Jovi, imborrables recuerdos, nuestras largas conversaciones después de almuerzo, levantándonos de la mesa a las cuatro de la tarde, haciendo proyectos los tres juntos”.

“Hijo, quisiera ahora hablarte de mi, todos estos años he sentido que mi corazón fue partido en dos, sólo siento latir una mitad, la otra parte se fue junto a ti. En este largo caminar, acompañado de tu hermano hemos tocado muchas puertas, no nos hemos rendido y no lo haremos jamás. Nos han amenazado, atacado, incluso demandado, pero nada nos hará dejar atrás esta lucha y la ilusión de conocer la verdad de tu muerte”.
 
“Yo sé cuanto ama una madre a sus hijos, créeme que hubiese dado mi vida aquella noche a cambio de la tuya, tenías toda una vida por delante y te la arrebataron. Siempre pensé que la muerte de mi madre sería el dolor más grande de mi vida también perdí a tu padre, pero el dolor de la pérdida de un hijo no se compara con nada”.

“Hijo, quiero contarte también lo mucho que sufrió tu padre con tu partida, a tal extremo que murió llamándote., hoy nos hace falta su apoyo, nos coordinábamos los tres con tu hermano para hacer las diligencias necesarias para seguir adelante en el caso, también le prometí que encontraría la verdad antes de su partida”.

“Hoy no entiendo como las personas que te secuestraron y te quitaron la vida, pueden vivir con su conciencia, y que no tengan el valor de reconocer el crimen, que ni el dolo y la procesión de esta madre los ha conmovido. Son ya 15 años sin disfrutar de una Navidad, un Año Nuevo, sin poder abrazarte en tu cumpleaños, pero sé Coke que estás conmigo en cada momento, e e acompañas en este largo caminar, que cuidas de mi y sostienes mis tristezas cada vez que lo necesito. Pero tengo claro que tu y Dios me dan el valor y las fuerzas ara seguir adelante y no rendirme”.

“Te contaré hijo que ya van tres ministros encargados de investigar tu causa, ninguno de ellos ha llegado a definir causa ni culpables, pero hoy tenemos nuestras esperanzas en la nueva ministra Carola Rivas. Está haciendo lo imposible por llegar a la verdad y poder dejarte partir, eso no significa que te olvidaré, sino para que descanses en paz y yo poder asumir un duelo como corresponde. Espero con ansias ese día, sería el mejor regalo que Dios me puede dar”.

“Por último hijo, a nombre tuyo quisiera dar las gracias a todo mi país, a mi hijo Alex,, a toda mi familia, a la Comisión por la Verdad y la Vida, a los medios de comunicación, que marcharon conmigo y sobretodo a Dios. Sé que en este mundo estamos de paso, no sé cuándo pero nos encontraremos y podremos abrazarnos y decirte personalmente cuanto te amo”. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo