Columna de Felipe de Mussy: Reforma Laboral

Por Felipe de Mussy / Diputado UDI

Sabemos que pronto, el gobierno ingresará al Congreso una nueva gran reforma a tramitación, la reforma laboral. Sobre la reforma tributaria y la educacional, ya conocemos el rechazo que han producido en las personas.  

A nuestro sector, siempre nos han criticado que sostenemos que nunca es el momento de hacer reformas laborales. Si la economía anda bien, no tendría sentido hacer cambios, pero si está mal, como es el contexto actual, no es conveniente hacer reformas. 

Creo que la discusión no tiene que ver con los tiempos, tiene que ver con los contenidos. Si las propuestas son buenas, ¡bienvenidas sean siempre!

Las propuestas que conocemos, por el programa de gobierno de la Presidenta Bachelet y por las declaraciones de la Ministra Javiera Blanco, buscan avanzar en temas sindicales y de negociación colectiva. Con diálogo real e inclusivo de todas las miradas políticas, podemos hacer una reforma que genere efectos positivos, pero no puede ser esa la prioridad. 

Enfocar los esfuerzos en materias sindicales y de negociación colectiva, apunta a medidas para las personas que tienen trabajo, eso es importante. Pero no son las únicas medidas para mejorar las actuales condiciones laborales. Hay otros temas. Existen otros problemas que enfrentan los trabajadores del país y que no necesariamente tienen que ver con los sindicatos o la negociación colectiva. Tienen que ver, entre otros, con sus horarios, gratificaciones, indemnizaciones, etc. 

Mientras, ¿qué les decimos a las personas que perdieron este año su trabajo y quieren volver a estar activos?

El gobierno debe abordar las urgencias sociales antes que las prioridades políticas. 

No podemos descuidar, por cierto, las mejoras laborales necesarias para quienes actualmente trabajan hoy, pero también hacernos cargo de crear medidas que permitan que más personas puedan trabajar. 

Que podamos incluir a la fuerza laboral a los jóvenes que no trabajan ni estudian, a los que sólo estudian; a las mujeres, a nuestros adultos mayores. Que quien quiera trabajar, lo logre y quien tenga la posibilidad de ofrecer empleo, lo pueda hacer de manera simple y sin cargar con una rigidez de las leyes laborales que critican casi todos los sectores políticos, inclusive la OCDE.

Tengo la esperanza de que podamos avanzar en este sentido. Hace un tiempo le pedí a la ministra Blanco que nos recibiera a los diputados de la alianza que integramos la Comisión de Trabajo, y así fue, demostrando una buena voluntad de diálogo, lo que es bueno. Espero eso sí, que el diálogo no termine en escucharnos y conversar, sino que también en propuestas que permitan mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y sobre todo, propuestas que permitan que más personas puedan trabajar.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo