Columna de Vardoc: "Warlords of Draenor"

Por Vardoc

El 13 de noviembre se lanzó mundialmente “World of Warcraft: Warlords of Draenor”, expansión que constituye la quinta entrega de la franquicia que al día de hoy es la joya más brillante de Blizzard.

El trabajo de la empresa durante todos estos años ha podido establecer récords nunca antes vistos en el mercado. No todos pueden ostentar el que a las 24 horas de un juego se logre que el parque de jugadores aumenten radicalmente superando los 10 millones a nivel mundial (o sea, vendieron cerca de 3,3 millones de suscripciones en dicho período). Pese a que existieron detalles técnicos, pero que fueron resueltos en horas de ardua labor, es todo un mérito y éxito la buena recepción que tuvo la llegada de este nuevo aporte al mundo de fantasía que nos acompaña desde fines del 2004.

Ahora, más relacionado a la trama de esta nueva entrega, mencionamos que la historia se centra en Garrosh Hellscream, hijo del primer orco que bebió la sangre demoníaca, dejando a sus hermanos a la voluntad de la Legión. En la actualidad, presidiendo la nueva guerra contra la alianza, es sometido a juicio por sus crímenes siendo llevado a Pandaria, desde donde escapa y logra viajar al pasado regresando a Draenor, el antiguo planeta natal de los orcos. ¿Su idea? Llevar tecnología actual y construir nuevas máquinas de guerra, unificar los clanes y conquistar dicho lugar.

Así, bajo la llamada “Horda de Hierro”, forjada con metal y no con sangre del antiguo demonio Mannoroth, de una vez por todas concretar la destrucción de Azeroth y el resto de los mundos que podrían sucederle. Todo lo anterior involucra la aparición de varios personajes legendarios de la historia “Warcraft” (héroes o villanos) con los cuales nos encontraremos a lo largo de la travesía. ¿Nosotros? Sea desde el bando que sea, tendremos la opción de desenvolvernos en un sistema mejorado de misiones y explorar todo lo nuevo que este juego tiene para ofrecernos. A medida que obtengamos victorias contra la marea de Hierro, se darán recompensas aleatorias de diverso valor y rareza.

Lo interesante es que, para ayudarnos a cumplir con nuestra misión, nos dan la posibilidad de crear un personaje de nivel 90 (o mejorar alguno ya existente) con la posibilidad de subir hasta el nivel 100. Esto claramente ofrece nuevas posibilidades tanto al jugador veterano como a quienes se interesan por “probar” este adictivo mundo de fantasía.

Por otra parte, se da la posibilidad de construir tu propia base en dichas tierras, la cual podremos mejorar y personalizar con granjas, establos, armerías y más, donde podemos usarla para recolectar recursos, reclutar seguidores que nos ayudarán en misión. Ello, sumado a todas las mejoras y nuevos escenarios, calabozos, estadísticas y mucho mundo por recorrer. Específicamente en el apartado gráfico, el juego sufrió retoques en temas de definición, animaciones, texturas, nuevos estilos y detalles que de seguro mejoran la experiencia de juego.

El juego, catalogado para mayores de 13 años y en más de diez idiomas, ya está disponible en formato digital en dos versiones: estándar y la versión de lujo, la última incluye bonificaciones de juego de WoW y otros juegos de Blizzard. También está en su formato físico en su versión estándar y de colección, con los objetos de bonificación de la edición de lujo, pero además cuenta con un libro de arte más dos discos Blu-Ray y DVD con el detrás de cámaras, CD con la banda sonora y un mouse pad de “Warlords of Draenor”.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo