EEUU: jefe de Policía defiende al agente que mató al niño con un arma de juguete

Por AFP

El jefe de Policía de la ciudad estadounidense de Cleveland defendió este lunes la conducta del agente que disparó y mató a un niño negro de 12 años, Tamir Rice, que tenía una pistola de juguete.

Dos policías dispararon contra el menor en una zona de juegos al aire libre en Cleveland (Ohio, norte) tras recibir denuncias telefónicas de que una persona armada con una pistola estaba apuntando a los transeúntes, según un comunicado de la división de la Policía de la ciudad encargada de investigar el uso de la fuerza letal.

Según una grabación telefónica, la persona que llamó a la Policía dijo que el arma era “probablemente falsa”.

El jefe de Policía de Cleveland, Calvin Williams, dijo en defensa de sus subordinados: “No estamos en una época en la que un oficial de la Policía de Cleveland quiera salir a pegarle un tiro a un niño. Y punto”.

Williams agregó que “la investigación –la evidencia filmada, todas las pruebas científicas– mostrarán a todos exactamente lo que ocurrió”, agregó.

La autoridad afirmó que el oficial, cuyo nombre y grupo racial no reveló, y quien fue apartado del cargo por decisión administrativa, estaba “deshecho por esto”.

Los dos funcionarios, uno de ellos con menos de un año de experiencia como policía y otro con diez años, fueron suspendidos de sus cargos mientras se investiga el hecho, informaron este lunes autoridades de Cleveland.

Al llega a una plaza, ambos le habrían pedido al niño que levantara las manos, pero éste las habría “bajado hasta su cintura para tomar su pistola”, siempre según el comunicado.

Los policías dispararon dos veces e hirieron al niño. Una de las balas lo alcanzó en el abdomen.

Tras ser hospitalizado el menor murió en las primeras horas del domingo.

Después de disparar, los policías se dieron cuenta de que “el arma en poder del sospechoso de 12 años era una réplica de una pistola del tipo ‘airsoft’ (de canicas), parecida a una pistola semiautomática, con el indicador de seguridad naranja levantado”, dijo la Policía en un comunicado.

La muerte del menor ocurre en momentos en que en Misuri, un estado del centro de EEUU, se espera con tensión la decisión de un jurado sobre la suerte de un policía que en agosto dio muerte a Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años, a quien disparó seis veces durante un polémico arresto.

Un incidente similar ocurrió en Ohio en agosto cuando policías que respondían a un llamado de emergencia dieron muerte en un supermercado a John Crawford, un hombre negro que tenía una pistola de juguete que era vendida en ese mismo local.

Alicia Reese, una diputada del Congreso del estado de Ohio, anunció que presentará un proyecto de ley para obligar a los fabricantes de armas de juguete a utilizar colores vivos y bandas fluorescentes que permitan diferenciarlas de las verdaderas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo