El "Rey de la infidelidad": "Las chilenas han mejorado en su libertad sexual"

Por Flor Guzmán

“El hombre más odiado” o el “Rey de la infidelidad” son sólo de los apodos que Noel Biderman se ha ganado por ser el creador de una página web de citas que mundialmente ha crecido promoviendo la infidelidad y las aventuras amorosas: Ashley Madison. Biderman se ha convertido en todo un ícono no sólo por su sitio web, sino también por la publicidad que ha elaborado con los casos de infidelidades de personajes públicos como el del Rey Juan Carlos de España, la Reina Sofía, Eva Perón, Nicolás Sarkozy, Bill Clinton, entre otros.

En Chile Ashley Madison tiene 360 mil usuarios registrados y más de 9 millones han visitado la página. Un estudio elaborado por la empresa asegura además que las chilenas son las más infieles de América Latina. El funcionamiento es sencillo: cada hombre paga $18.000 por mandar 20 mensajes o entrar tres veces a un chat y a partir de allí el precio por paquete de actividades va subiendo, mientras que para las mujeres es gratis.

Dice que detrás de la infidelidad en internet hay todo un fenómeno de estudio, el que buscó plasmar en “Adultropology: La Cyber-Antropología detrás de la infidelidad”. Defiende la infidelidad como un mecanismo para mantener un matrimonio y asegura que es una necesidad hablar más al respecto.

Según sus estadísticas las chilenas son las más infieles de la región. ¿Qué piensas de la mujer chilena?
No he vivido aquí, pero mi impresión de Chile es que por su pasado sin libertad y su presente libre ellas quieren ser extremadamente libres e hicieron mejoras en lo más importante: su libertad sexual. Creo que las mujeres en Chile tienen grandes oportunidades para ser ministras, presidenta, ir a las mejores escuelas y tener grandes carreras. Cuando una mujer es exitosa en todos los ámbitos también quiere serlo en el afectivo. Lo mismo va para los hombres. Si tú tienes éxito en tu vida profesional, quieres también tenerlo en la vida privada y estás dispuesta a arriesgarte a una aventura para ella. Los hombres, en cambio, tanto en Chile como en otros lugares quieren más sexo y diferentes tipos de sexo.

Pero has tenido muchos problemas con los gobiernos por campañas publicitarias, incluso en países que se consideran de los más liberales. ¿Crees que te han censurado de manera injusta?
El rol de los gobiernos no es vigilar lo que las personas hacen en sus habitaciones. Su rol es proveer escuelas, mantener a la gente a salvo, velar por la salud. Si miras el mundo la mayoría de los países ha tenido en sus gobiernos a infieles, en las monarquías han sido infieles, el rey de España fue infiel, ministros, presidentes, en fin, muchos líderes han sido infieles. Es algo latente en todas las sociedades. Entonces, cuando tú tienes un gobierno diciendo “no me gusta esto, no hables de eso, no pongas esos letreros”, si tú crees que realmente puedes parar que ocurran las aventuras amorosas con ello, déjame decirte que no. ¿Entonces qué es lo que realmente vas a lograr? Nada. La infidelidad es parte del paisaje. Si sacas a los infieles de los puestos públicos, de los equipos de fútbol y de las dirigencias de las empresas no te quedarías con un gobierno, un equipo o una empresa que pueda hacer bien su trabajo.

¿Si está tan presente la gente debería hablar más de la infidelidad entonces?
Sí. Creo que la razón por la que la gente no habla sobre la infidelidad es que ellos no tienen mucha información al respecto. En Chile no tienes mucha (información) sobre infidelidad. No hay muchos estudios serios sobre su propio comportamiento en las universidades, por ejemplo. Sólo después de informarse y entender bien el fenómeno las personas pueden comenzar a tener una conversación al respecto. Y la conversación más importante es entre esposo y esposa. No puedo negociar sin argumentos. Muchas personas no negocian nunca con sus parejas. Es importante hablar socialmente del tema pero más importante aún es hablar en pareja y saber cuáles son los límites. Hablar más de la infidelidad es una necesidad.

¿Entonces a qué se debe el mal concepto que se tiene sobre la infidelidad?
La monogamia es una construcción del hombre. Nosotros pretendemos ser monógamos porque en un momento quisimos crear reglas de herencia, porque tenemos cosas y queremos que nuestros hijos los tengan y si no tuviéramos ciertas reglas como la monogamia no habríamos sabido cómo manejarlo. Pero ahora la tecnología ha avanzado, tenemos pruebas de ADN y otras herramientas y no es necesario ver la monogamia de esta manera. También está la influencia de la iglesia en ciertas zonas del mundo, como Europa, América. Pero tenemos que ver si realmente la monogamia ayuda a un matrimonio, porque quienes son monógamos y quienes tienen un matrimonio abierto se enfrentan a los mismos problemas, pero los monógamos se divorcian en un 40% por ciento, mientras las parejas abiertas un 15%. Sin la monogamia parece haber mayor éxito si se considera éxito como no fallar en un matrimonio.

¿Entonces no crees que la infidelidad puede romper una relación y hacer desaparecer un matrimonio?
Seguro puede romper un matrimonio. Existen dos cosas distintas: la infidelidad y el descubrimiento de la infidelidad. Entonces yo puedo tener un affair aquí en Chile y mi esposa nunca saberlo. Pero un periodista puede escribir sobre ello y mi esposa enterarse. Ahí empiezan los problemas. Tenemos personas que tienen affairs secretos. Pero Facebook es un mal lugar para tener aventuras. El trabajo es un pésimo lugar para tener secretos. Entonces en ello está por qué la infidelidad y el descubrir la infidelidad no son lo mismo. La aventura perfecta es encontrarse con alguien y no ser descubierto. Ahora, como contraparte también tienes todas aquellas relaciones y matrimonios que abiertamente hablan sobre la infidelidad y llegan a un acuerdo. Esto, o mantener el secreto puede ayudar a un matrimonio a sobrevivir.

En tu web las mujeres pueden hacer muchas más cosas de manera gratuita que los hombres, ¿Crees que las mujeres necesitan más la infidelidad y tener aventuras?
Para los hombres es más fácil encontrar la infidelidad. Es fácil el medio y hay muchas maneras en que puedes considerarlo. Pero esto no existe para las mujeres. Las mujeres, quienes trabajan tan duro para llegar a la cima de su carrera y obtener un trabajo, no quieren tener una aventura que les haga perder su trabajo. Entonces, creo que internet es más importante para mujeres que para los hombres. Y, sí, creo que los hombres tienen un montón de caminos para desbandarse, pero no así las mujeres.

¿Quieres decir que las mujeres no son capaces de comenzar una aventura en la vida real?
Por qué una mujer está interesada en comenzar una aventura es realmente distinto a por qué un hombre quiere hacerlo. Los hombres están buscando sexo, pero las mujeres están buscando más. Ellas quieren encontrar a alguien que las encuentre atractivas, ellas quieren recordar cuando tenían 25 y les decían: “Eres hermosa, te amo, aquí está el anillo en tu dedo”. Ese es un momento feliz en la vida romántica. Entonces el proceso para lanzarse a una aventura es distinto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo