¿Por qué el jingle de la teletón es tan pegajoso?

Por Jaime Liencura

Lea esto: “Para pa para pa para 24.500-03”. ¿Lo hizo cantando, cierto? Si su respuesta es positiva, usted pertenece a una mayoría: millones de chilenos que pueden reconocer el jingle de la Teletón en cualquier parte en que la escuchen o la lean.  

Pero ¿por qué pasa esto?
“Principalmente por el ritmo que tiene”, explica a Publimetro Jaime Atenas, integrante de la banda Congreso y académico de música popular de la Universidad Mayor.
 
“Es un swing bastante pegajoso que ya lo era desde su origen. Hay que recordar que esta canción es de los años 40, pertenece a Glenn Miller, se llama Pennsylvania 6-5000 y es fácil de tararear”, dice el especialista.
 
– Es una canción de los años 40, ¿cree que algún día pasará de moda?
– No, porque se ha tocado tantas veces que la gente lo reconoce donde suene. Incluso si escucharan la original, la asociarían con la canción de la Teletón. 
 
– ¿Cree usted que se podría potenciar?
– Claro que sí, de hecho, creo que es conveniente que se le hagan arreglos, que se cambie la timbrística, para modernizarlo un poco. De todas formas quiero dejar en claro que es un jingle que ya está consolidado y que difícilmente la gente podría olvidarla. De hecho, si se mejora, no se debería cambiar estructuralmente: solo se deben hacer arreglos que le agreguen un estilo más moderno.
 
¿Por qué?

– Es que puede pasar lo mismo que ocurrió con el jingle de la Radio Cooperativa. ¿Te acuerdas de esa canción llena de tambores? Esa que era “taca taca taca taca”… Uno incluso decía ‘oye, tienes más pega que el encargado del tambor de la Cooperativa’. Cuando presentaron su nuevo jingle, que era más moderno desde el punto de vista musical, los más viejos perdimos esa conexión con ese ritmo de batería que estaba ya bien inmersa en nuestra mente. El otro era más nuevo, pero perdía todo lo que se había construido anteriormente.

¿Piensa usted que el de la Teletón es pegajoso?

– Totalmente. Tiene un ritmo propio y una sola palabra: 24.500-03. Generalmente los jingles tienen eso: algunas pocas palabras o un coro muy corto, muy fáciles de recordar, de silbar, de tararear. 
 
Participación en la Teletón
 
Jaime Atenas, que es saxofonista, ha participado varias veces como músico en la Teletón. Confiesa que ha estado en la orquesta de es evento, tocando precisamente el jingle “24.500-03”, y otras veces se ha presentado con Congreso en el show final organizado en el Estadio Nacional.
 
– ¿Qué se siente tocar en la Teletón?
– Hay dos situaciones distintas. Siento que el programa de televisión es más tenso, porque hay que motivar a la gente a llegar a la meta. Pero en el escenario del Estadio Nacional, en el show final, generalmente la meta ya se tiene más o menos conseguida, entonces hay un ánimo distinto.
 
– Además el público es distinto. En el Estadio Nacional hay más de 80 mil personas cantando el “para pa para pa para 24.500-03”. ¿Nunca le dio miedo?
– No, porque el ánimo es de buena onda. Ahí ya no está la tensión que se da en el programa de televisión, entonces todo el público disfruta del show, que se convierte en una fiesta. 
 
– Ojalá que este sábado vuelva a ser una fiesta
– Sí, pero fíjate que este año ha sido bien criticada la Teletón. Hay que tener ojo con eso.
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo