Venezuela sigue endeudada con aerolíneas extranjeras

Por

 

DPA

 

El gobierno venezolano mantiene una deuda con las líneas aéreas internacionales estimada en US$3.461 millones a fines de este año, que incluye solicitudes en divisas por las operaciones de 2012 y 2013, dijo este martes el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (Alav), Humberto Figuera.

 

El directivo de la Alav señaló que durante 2014 el gobierno liquidó solicitudes para el pago de la deuda por US$850 millones y estimó que para el próximo año, de no hacer pagos sustanciales, los compromisos seguirán creciendo.

 

El año 2013 cerramos con solicitudes de liquidación por US$4.300 millones. En 2014 el gobierno hizo algunos pagos y promesas de pago. Al 28 de noviembre (2014), el monto por solicitudes de la líneas aéreas es de US$3.461 millones”, dijo en un encuentro con corresponsales extranjeros.

 

La deuda con las líneas aéreas internacionales ha crecido a la par que han bajado las divisas disponibles para el país.

 

Debido al control de cambios, con casi 12 años de vigencia, las aerolíneas deben solicitar a través de la oficina de administración cambiaria las divisas para repatriar a sus casas matrices, restando los gastos de operaciones locales.

 

Figuera dijo que los compromisos más altos del gobierno corresponden a la estadounidense American Airlines, la panameña Copa y la colombiana Avianca, con 700, 600 y 800 millones de dólares, respectivamente. La alemana Lufthansa reclama una deuda estimada en 270 millones de dólares.

 

La Alav estima que todas las líneas aéreas internacionales que operan en Venezuela deben deben recibir apoyo de sus casas matrices en alrededor del 60% de sus gastos, ya que los ingresos locales sólo cubren el otro 40%.

 

Figuera señaló que el compromiso de Venezuela no es estrictamente una deuda, ya que se trata del cumplimento de acuerdos bilaterales que firman entre países sobre las operaciones en un marco de control cambiario.

 

“Los convenios dicen que cuando hay control de cambios, el país que lo aplica permitirá que la línea aérea que opera va a remitir al cambio oficial la diferencia, descontados los gastos, a sus casas matrices. Así que no se trata de una deuda, sino que va más allá. Es una obligación soberana entre dos estados soberanos que Venezuela no está honrando. Es un compromiso moral, ético con del Estado”, recalcó.

 

Agregó que el mercado de boletos en Venezuela está afectado por una demanda que crece y una oferta limitada, lo que afecta el precio de los pasajes.

 

“Una posible solución es que el Estado apoye las línea aéreas nacionales para que compitan en las rutas más demandadas”, señaló.

 

Este año, el presidente Nicolás Maduro advirtió que si alguna línea aérea deja de operar en el país no regresará al mercado.

 

Venezuela enfrenta desde hace dos años una severa escasez de divisas, que se agudizará en los próximos meses, debido a la caída de los ingresos petroleros por el desplome del precio de barril de crudo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo