Israel: Netanyahu golpeó la mesa y sacó a dos ministros

“No toleraré más oposición dentro de mi gobierno”, dijo el primer ministro hebreo. El líder además adelantó las próximas elecciones para marzo  o abril de 2015

Por afp

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sorprendió ayer al destituir a dos ministros que habían criticado su política y convocó elecciones anticipadas, para intentar lograr un nuevo gobierno más conservador. Dichos comicios  podrían celebrarse en marzo o abril de 2015.

Netanyahu precipitó la crisis con la destitución del ministro de Finanzas, Yair Lapid, y de la ministra de Justicia, Tzipi Livni.

“En las últimas semanas, Lapid y Livni han atacado duramente al gobierno que dirijo” justificó Netanyahu en un comunicado. “No toleraré ninguna oposición en mi gobierno”, añadió.

“En el estado actual de las cosas, no puedo dirigir al país” declaró más tarde.

De lograr una mayoría relativa, Netanyahu podría formar un gobierno más conservador mediante una alianza con los partidos nacionalistas y religiosos.

Con esta disolución el gobierno se ve obligado a cesar su mandato tres años antes del fin de la legislatura.

Una coalición gubernamental más conservadora alejaría aún más la posibilidad de reanudar las negociaciones de paz palestino-israelíes, en punto muerto desde el 2000.

Netanyahu con todas las de ganar
Netanyahu ha sido primer ministro en tres ocasiones, y parte como favorito en estos momentos en caso de elecciones.

“Los partidos de derecha tienen la mayoría según los sondeos, lo que significa que hay grandes posibilidades de que Netanyahu conserve su puesto” estima el experto político, Abraham Diskin.
El principal punto de discordia del gobierno Netanyahu ha sido su controvertido proyecto de ley para reforzar el carácter “judío” del Estado, que viene creando tensiones en el país desde hace semanas. AFP

“Guerra de jefes”
Con la destitución de los dos ministros, Netanyahu tiene ahora un gabinete más manejable, al menos hasta las votaciones. Según medios internacionales, la “guerra de jefes” era entre Netanyahu y Lapid, quien dirige el Yesh Atid, partido de centro derecha con el mayor número de diputados (19) desde que el Likud conservador (18 escaños) se separó de Israel Beiteinu (13 diputados).

El Yesh Atid tiene otros cuatro ministros en el gabinete de Netanyahu, que se disponían a dimitir. El lunes,  Netanyahu presentó a Lapid cinco exigencias para salvar el gobierno, incluyendo un ultimátum para poner fin a las críticas sobre la colonización israelí en Jerusalén, y el apoyo al proyecto de ley sobre el Estado “judío”. Lapid rechazó la orden y acusó a Netanyahu de “irresponsabilidad”. A su vez, Livni declaró que esta disolución permitirá a los electores escoger entre su “sionismo” y el “extremismo” del primer ministro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo