Precio del dólar: ministro asegura que efecto sobre inflación es “acotado y de corto plazo”

Por

 

 

Pese a que este miércoles el precio del dólar bajó, su alza fue sostenida en los días anteriores llegando a un máximo que no se registraba desde marzo de 2009.

 

Ante este escenario, ¿cuáles pueden ser las consecuencias? El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes es optimista y asegura que esta es una oportunidad para fortalecer a los sectores exportadores no relacionados con las materias primas. Además destacó que pese a que puede tener un impacto en la inflación, éste es “acotado y de corto plazo”.

 

Durante su participación en el seminario “2015 ¿el año de la reactivación?”, la autoridad destacó que cuando existe un tipo de cambio en niveles más competitivos como es el caso, lo que se debe hacer es fortalecer a los sectores exportadores para que puedan aprovechar esta coyuntura positiva.

 

En ese sentido, el secretario de Estado aseguró que se está trabajando en una serie de medidas “que nos permitan darle un impulso a estos sectores”, como el agilizar trámites para que así tengan acceso más expedito a los mercados internacionales.

 

Asimismo, Céspedes insistió en que “un tipo de cambio más alto genera más crecimiento en esos rubros, y me refiero a dos en particular, la industria y el sector agrícola“, dijo, sumando al turismo dentro de este grupo de beneficiados.

 

Respecto de la influencia sobre la inflación, el ministro explicó que cuando “experimentamos una depreciación de hasta el 25% del tipo de cambio, eso se traduce en una mayor inflación, pero acotada y de corto plazo“, resaltando que el mercado también lo ve como un hecho transitorio.

 

Eso sí, señaló que algunos precios van a subir, pero aquello es lo que naturalmente debe ocurrir, y subrayó que la subida del valor del dólar es “fundamental para el repunte macroeconómico, y es fundamental para una economía pequeña y abierta como la nuestra”.

 

 

Cobre y tasas de interés en el mundo: factores claves

 

Para Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián (USS), esta escalada en el precio de la moneda estadounidense “responde fundamentalmente a la preocupación que tiene el mercado producto de lo que está pasando con el precio del cobre (que ha venido cayendo), el alza en las tasas de interés en la economía mundial, en los países emergentes, entre otras cosas“.

 

Además asegura que esta fluctuación es de corto plazo, pero a la vez “es muy prematuro hablar de tendencia y proyectar que el tipo de cambio va a tener crecimiento aún mayor”.

 

Otro dato que añade Valenzuela es que la demanda estacional por la proximidad del verano, implicará que el dólar se mantenga en torno a los $600 durante lo que resta del 2014, “a menos que se produzca un cambio relevante en el escenario internacional”, concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo