¿Te atormenta el sol? Consejos para cuidarte en los días de más calor

Hidratarse constantemente, protegerse del sol, utilizar bloquedaores solares y no exponerse en los horarios con mayor cantidad de rayos UV, sons las recomendaciones para enfrentar los efectos del verano que ya se acerca.

Por Nathaly Lepe

Pasamos los días más calurosos para el mes de diciembre desde el año 98. Una situación que para muchos es sinónimo de playa, descanso y vacaciones, para otros se convierte en una tortura. El calor y el sol no deben tomarse a la ligera, por eso te damos una serie de concejos para que puedas atravesar estos días sin morir en el intento.

La enfermera y académica de la Universidad San Sebastián, Andrea Rodríguez, apunta que lo primero de lo que uno debe preocuparse en el verano es del aumento de la radiación UV. Por ello, destaca la necesidad de estar constantemente preocupados de los efectos que ellos pueden tener no sólo en la piel, sino también en la vista.

“Lo que más se recomienda, es no exponerse al sol entre las 11 de la mañana y 5 de la tarde aproximadamente porque esas son las horas en que los rayos ultravioletas son más peligrosos y donde se concentran las más altas temperaturas por lo tanto hay más riesgo de quemaduras y de deshidratación en las personas”.

En esta misma línea, la profesional insiste en la importancia de utilizar bloqueadores solares, aunque advierte que hay que tener en cuenta una serie de aspectos a cumplir para que la protección que estos artículos ofrecen realmente funciones.

“Hay que usar bloqueadores cada ve  que uno se exponga al sol independiente del horario, porque los rayos ultravioletas varían durante el día, independiente también de de si haya sol o esté nublado”.

El bloqueador debiera aplicarse 30 minutos antes de la exposición y repetir el proceso cada dos horas. Además hay que aplicarse en todo el cuerpo “porque uno habitualmente se echa en la cara, la s manos y los brazos, pero los hombres por ejemplo no se echan en el pabellón auricular, en el cuello que son zonas que están en riesgo y donde se puede generar algún daño”.

La enfermera de la U.San Sebastián, dice además que es fundamental el uso de anteojos de sol para evitar el daño que puede producirse a nivel de la retina por los efectos del sol y de los rayos UV.

La importancia de la Hidratación

El agua es un elemento esencial para la vida, aunque la cantidad que debemos consumir depende mucho de nuestra edad, condición física y en el caso de las mujeres, si están o no embarazadas.

El cuerpo necesita de líquido para poder sobrevivir y funcionar correctamente. De hecho, los humanos sólo pueden subsistir unos pocos días sin este nutriente esencial, lo que convierte a la hidratación en un tema fundamental para salud de las personas.

El doctor José López Chicharro, especialista en medicina del deporte de la Universidad Complutense de Madrid y el doctor  Francisco Moraga, Past President de la Sociedad Chilena de Pediatría, sostienen que los niños tienen un menor grosor de piel lo que los vuelve mucho más vulnerables a trastornos de temperatura y por lo tanto necesitan una mayor ingesta de líquido.
 
Es por eso que recomiendan que la ingesta de agua de un menor entre los 4 a 8 años debe ser en promedio de 1,5 litros por día, mientras que un menor de 9 a 13 años es recomendable que beba hasta 2,4 litros diarios.

En el caso de mujeres embarazadas y que se encuentren amamantando, la nutricionista Rinat Ratner, directora de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Desarrollo, explica que las primeras deben asegurar una ingesta de 2.5 a 3 litros diarios de líquido

En el caso de las nodrizas, la recomendación de la National Academy of Sciences (NAS) es de 3 litros  por día.

Para los Adultos Mayores, el geriatra de la Clínica Alemana, Marcelo Blacutt, explica que este segmento de olla población viven al límite de la hidratación y hay diversos factores que predisponen a esto: la disminución de la percepción de la sed, una menor cantidad de agua corporal, enfermedades crónicas y disminución de la capacidad de concentración de la orina.

En esta etapa de la vida se recomienda al menos 1.500 cc diarios extra al agua proveniente de los alimentos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo