Adolescentes chilenos consumen en promedio un litro de alcohol a la semana  

La Encuesta Nacional de Consumo Alimentario confirmó además que la cantidad de consumo es bastante considerable en el rango de edad entre los 14 y los 18 años, llegando a los 150 ml/día. 

Por Nathaly Lepe

Hace un par de meses la Organización Mundial de la Salud (OMS) situó a Chile como el país de América Latina con mayor consumo de alcohol, per cápita. Según la entidad, en nuestro país los, hombres consumen en promedio 13,9 litros al año, mientras que las mujeres consumen 5,5 litros en promedio.

Resultados que son alarmantes, más si consideramos que de acuerdo con la Primera Encuesta Nacional de Consumo Alimentario (ENCA) realizado por el Ministerio de Salud y la Universidad de Chile confirmó que un 34,5% de la población aseguró que en el último mes consumieron algún tipo de bebida alcohólica, cifra que llega hasta 50% si pensamos en el grupo de adultos entre 19 y 29 años.

“Esta cifra es mucho mayor en hombres que en mujeres, con un consumo de 45,6% versus 25,5%”, afirmó el estudio. Sin embargo, al desagregarlo por edades, se observa que el consumo comienza notoriamente en el grupo de 14 a 18 años, con algo más del 20% de la población.

La ENCA confirmó además que la cantidad de consumo es bastante considerable en el rango de edad entre los 14 y los 18 años, llegando a los 150 ml/día, lo que en términos menos abstractos representa el consuo de un litro de alcohol a la semana aproximadamente.

“La mediana de consumo de bebidas alcohólicas alcanza 141ml/día, muy diferenciado según sexo: los hombres reportan una mediana de consumo de 141,4 ml/día, mientras que las mujeres apenas superan los 25 ml/día”, consignó el Estudio.

“Por grupos de edad, se observa un consumo de 13 ml/día en los niños de 6 a 13 años, lo que equivale a poco más de una lata de cerveza al mes”, informó la ENCA.

Consumo que aumenta considerablemente en el grupo de 14 a 18, alcanzando casi 150 ml/día, que significa un consumo de un litro semanal de bebidas con contenido de alcohol, mientras que el grupo de 19 a 29 años, reporta el equivalente a 100 ml/día de bebidas alcohólicas, cantidad que disminución a medida que avanza la edad.

Cabe mencionar que la ENCA consideró como bebidas alcohólicas, las altas en hidratos de carbono (cerveza, licor de menta, licor de café y otros), bebidas alcohólicas medias en hidratos de carbono (vinos, champagne), bebidas alcohólicas con alto contenido de alcohol (pisco, Martini, whisky, ron y otros licores).

“El alcohol está muy asociado a pasarlo bien”

El dato sobre el alto consumo entre los jóvenes de 14 y 18 años vino a confirmar según el sicólogo infarto juvenil de la Universidad Mayor, Marcelo Busto, lo que dijo hace un par de meses la Organización Mundial para la Salud.

“Sin duda el consumo de alcohol en Chile en general es bien alto y nos pone en los primeros lugares del mundo. Hay un aprendizaje cultural ahí, el consumo en Chile es un consumo de altas dosis en poco tiempo, a diferencia de en Europa que es dosis dosificadas durante el día por ejemplo, como otro tipo de consumo entonces al final la suma puede ser la misma, pero el daño físico del consumo que tenemos en Chile es mucho mayor”, planteó el especialista.

El académico de la U. Mayor agregó que la forma “liberalizada” con la que se habla del alcohol, sumado a la facilidad que existe para adquirirlo es lo que permite que sean los adolescentes los que figuren con un consumo tan importante.

“La disponibilidad de alcohol y la publicidad y el consumo de alcohol en los medios es liberalizado, el consumo de alcohol, es uy simple, muy fácil de acceder. Ahora, si pensamos en los jóvenes particularmente y pensamos en la sociedad que tenemos actualmente es un a sociedad que apuesta por el goce y el alcohol está asociado a conductas de fiesta, de goce, entonces los jóvenes lo único que tienen como posibilidad entre comillas para pasarlo bien, para ir de fiesta, es el consumo de alcohol”.

“Es casi como una condición, si la quiero pasar bien tengo que tomar alcohol y ese es el mensaje que está instalado en los medios de comunicación, de la publicidad a cómo se maneja la industria, una industria liberal con respecto a eso, los ministerios o los organismos estatales no fiscalizan o no ponen ningún límite a ese tipo de mensajes”.

Afirmación con la que concuerda la sicóloga de la Universidad San Sebastián, Ximena Rojas, quien añadió que “hay una fuerte asociación entre divertirse con el consumo de alcohol, cases impensado pensar en poder salir a carretear y distraerse si no hay alcohol entre medio, por otra parte todo lo que implica la adolescencia, porque esta etapa la complejidad que tienen es que por una parte se sienten más adultos y por otra parte siguen teniendo conductas de niños, conductas que están todavía con poco de control de impulso”.

Falta de control parental

La especialista es si colegía evolutiva, Ximena Rojas planteó además que hay que tener en cuenta que cada vez hay más consumo de alcohol en personas de menos edad, lo que tiene que ver con que “la adolescencia es un periodo que cada vez se ha ido ampliando más, es decir cada vez la adolescencia empieza más temprano y se demora más en terminar”.

En este sentido, el sicólogo de la U. Mayor, Marcelo Bustos cree que el problema tiene que ver con que cada vez la familia juega un rol menos central en la crianza de los hijos.

“Uno podría pensar en un nivel más micro, donde hay una constancia familiar que ya no existe que es una instancia de conversación y de tiempo de la familia en que se pueda regular el consumo de los niños, madre y padre actualmente están trabajando entonces quien puede fiscalizar el consumo de los jóvenes si no están ahí los padres. Las nanas, no lo van a hacer”, dice.

“Como sicólogo hay otra cara de la moneda es mucho más importante que tiene que ver en cómo nos hacemos cargo o responsables de nuestras acciones, de lo que nosotros hacemos como padres o como familia, no hay tiempo para pensar en eso, el estado no puede regular ese tipo de actitudes o si no sería como si fuéramos autómatas sociales, nos dicen que no hagamos algo no lo hacemos”, planteó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo