La columna de Vardoc: Proyect Morpheus

Por Vardoc

tocado disfrutar con todo de este bombardeo tecnológico. Una fecha especial para todo gamer, que probablemente nunca pensaron que un dispositivo llegaría tan lejos en ventas y versiones. Sin embargo, una de las cosas que más he buscado es el nuevo dispositivo de realidad virtual de Sony, entorno que en cierta época estuvo muy de moda pero que sólo hoy se explota brindando la calidad que en algún punto imaginábamos. Una experiencia presencial, de seguro influirá en la forma en la cual disfrutamos de los videojuegos.

Sin embargo, “Oculus Rift” (producto kickstarter comprado por Facebook) también ha presentado importantes avances, siendo referente directo de comparación para este nuevo dispositivo de la compañía nipona ¿Cuál es mejor? Difícil saberlo sin probar el producto final, sin embargo, ya podemos hacernos una idea observando especificaciones y algunos comentarios. Ambos sistemas presentan pantallas de 1920 x 1080, aunque difieren en el campo y ángulo de visión (110° el rif y 90° el Proyect).

En color y calidad de imagen, el Rift trabaja con tecnología Oled Samsung (técnicamente es como tener un GalaxyNote frente a tus ojos), con ello ofrece calidad estupenda, colores realistas y una tasa de refresco de 75 hz. El Proyect trabaja a 60 HZ, lo cual va de la mano a los comentarios de movimiento antinatural y desenfoques extraños en las demos. Fácil de corregir (cambiando a Oled, obvio). En ese sentido a Sony aún le falta por mejorar lo principal en esta experiencia.

Estos dispositivos (en términos de jugabilidad y de control) generalmente actúan reemplazando el stick con el que manejamos la cámara. Eso claramente aporta una nueva experiencia de juego, especialmente en los títulos en primera persona. La sensación de inmersión y los efectos de la tercera dimensión entregan una experiencia que no dejará indiferente a nadie, más con el sistema de audio de Sony.

El Proyect Morpheus puede parecer pesado y aparatoso (o unas gafas de muy mal gusto), pero en realidad es relativamente cómodo, fácil de ajustar (gracias a una correa superior) y de terminaciones finas y elegantes. Esto es distinto al casi medio kilo que pesa el Rift, aunque aún no sea la edición final. Para todos quienes juegan, la comodidad es clave. Para quienes usamos lentes, el Proyect deja espacio suficiente para usarlas o no. También puede ajustarse la distancia de foco. Sin embargo, para usarse, requiere de una caja adicional de conexión. El Oculus al usar un PC como plataforma, es más amigable y no requiere extras (ambos requieren de cámara para manejar la información posicional).

¿Respecto a los juegos? Sony aún está limitado a pocos títulos y algunas “experiencias”, haciendo demos con “Valkyrie”, “War Thunder” y “Thief”. Esto y todos los otros factores pueden sufrir cambios importantes en ambos sistemas, de ahí a que es prematuro emitir juicios sobre esto. Sin embargo, Oculus sigue cumpliendo mejor con la experiencia (pero con un poco menos de elegancia).

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo