(Galería) ¿A qué edad conviene decirle a los niños "la verdad" sobre el Viejito Pascuero?

Por Jaime Liencura
Los niños que se portan bien en casa y también en el jardín son serios postulantes a recibir un gran regalo en Navidad, traído generalmente por el mismísimo Viejito Pascuero.
 
Santa Claus, Papá Noel o simplemente conocido como “el Viejito“, este hombre gordinflón, barbón y que se ríe ho ho ho, puede causar grandes ilusiones a los más bajitos de la casa, pero también podría generar una profunda tristeza si los padres les revelan “la verdad”  a sus hijos en el momento menos indicado. Por eso mismo, en Publimetro nos contactamos con una sicóloga infantil para pedirle recomendaciones al respecto.
 
“Yo creo que no hay una edad correcta”, dice Francisca Carrasco, sicóloga de Clínica Avansalud, dejándonos igual de perdidos que al principio. Sin embargo, agrega que “todo depende de cuándo el niño se lo empiece a cuestionar. Es muy probable que vaya escuchando a sus compañeros que hablan al respecto y creo que esa es la forma natural que se entere de todo. Ahora, si no pregunta, hay que dejarlo. Sinceramente, pienso que es mejor preguntarle a él qué piensa al respecto. Si dice que cree en él, hay que dejarlo, pero si dice que no y quiere explicaciones, hay que dárselas”.
 
– No quiero ser Grinch pero, ¿cree usted que si le cuenta todo a un niño se le puede generar un trauma?
– No, para nada. Mientras los niños estén felices con lo que creen, todo bien, porque al final esto no es una mentira que va a llegar a formar un trauma. De hecho, esto es algo que debe pasar en algún momento, pues los niños deben aprender a manejar la frustración.
 
– ¿Y piensa que es un buen método prometer un regalo por buenas notas o buen comportamiento a los niños?
– A mi parecer, eso no es lo ideal. Porque, imagínate, prometerle a un niño en marzo, o cuando empiecen las clases, que se debe portar bien todo un año para que recién en diciembre le llegue un regalo, eso no es para nada sano. Además los niños se deben acostumbrar a no recibir recompensas por portarse bien. También es conveniente que no reciban siempre lo que piden.
 
– Yo una vez pedí un Camión Goliat y el Viejito Pascuero me trajo una miserable y vil pelota. Tenía ganas de llorar..
–  Pero fíjate que es bueno que eso pase. Es bueno porque en la vida uno no tiene todo lo que quiere. Desde niños hay que acostumbrarse a manejar la frustración. Los papás deben enseñarle a sus hijos que no pueden conseguir todo lo que desean de una sola vez, porque de adultos no pasan las cosas. Incluso si uno fuera millonario no podría tener un auto descapotable, último modelo y cero kilómetro de un segundo a otro. Hay que trabajar y esforzarse. Y eso deben aprenderlo las personas desde la más tierna edad.
 
– ¡Snif! Me acordé de ese camión
 
Los niños saben lo que hiciste el verano pasado 
 
Francisca Carrasco, quien también atiende pacientes en Viña del Mar, gracias a su centro Psicólogainfantil.org, agrega que el juego es una buena dinámica para mantener viva la magia. 
 
“Muchas veces, los niños saben que todo es un juego. Entonces disfrutan la dinámica de ver al Viejito Pascuero. Además tienes que tomar en cuenta que nunca lo ven en Navidad: siempre lo ven días antes, semanas antes, cuando van al Mall, pero nunca en Navidad”, dice la especialista
 
– Ah, claro pues, porque Santa está metiéndose en las chimeneas de otras casas. Y hablando de eso, ¿qué pasa cuando los papás se disfrazan de Viejitos Pascueros para ilusionar más a sus hijos? ¿Eso puede retrasar la llegada de la verdad?
– No, porque los niños se alegran con todo eso. Como te dije antes, la mayoría de ellos conoce la verdad cuando comienzan a ir al colegio, cuando tienen entre 6 a 8 años, porque conversan con los compañeros. Entonces cuando  el papá o la mamá hacen este tipo de actividades, la mayoría de las veces sabe que quien está detrás del traje es, precisamente, el papá o la mamá. De todas formas el niño disfruta todo eso.
 
– ¿Y hasta qué edad los pequeñitos siguen creyendo eso de que el Viejito Pascuero…?
– Hay niños que llegan hasta los 10 años. Pero como te digo, todo depende de su propio desarrollo y de cuán infantiles sean. Pero generalmente, cuando ya hay contacto con otros compañeritos, ya se comienza a conocer la verdad.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo